sanidad

Alertan de los riesgos para la salud a causa de la apnea del sueño si no se trata

La jornada tuvo lugar en la sede de Presidencia. Andrés Gutiérrez
La jornada tuvo lugar en la sede de Presidencia. Andrés Gutiérrez

Alrededor del 4% de la población de mediana edad, especialmente hombres, padece una apnea del sueño. Algunos estudios calculan que en Canarias, aproximadamente, unas 40.000 personas padecen esta enfermedad que, si no es tratada adecuadamente, puede desencadenar otros trastornos o problemas más graves para la salud. Precisamente, esta patología centró ayer la jornada celebrada por el Colegio de Dentistas y la Dirección de Salud Pública, en la que varios especialistas de los cuatro hospitales de referencia de las Islas, e incluso procedentes de la Península, abordaron desde diferentes áreas la enfermedad, sus consecuencias y los distintos tratamientos planteados.

Al respecto, Antonio Gómez, presidente de la comisión científica del Colegio de Dentistas, explicó a DIARIO DE AVISOS que esta enfermedad está relacionada directamente con la obesidad y la diabetes, que son dos problemáticas que tienen una especial incidencia en las Islas. Recalcó que, por lo general, la apnea suele afectar a varones con una edad aproximada de 50 años, aunque no se circunscribe solo a este perfil. El especialista insistió en que la apnea del sueño hay que tratarla de forma adecuada, ya que de lo contrario puede derivar en problemas como infartos o accidentes cerebrovasculares. También señaló que debido a que la personas que la padecen no descansan bien durante la noche, esto provoca que se sientan muy cansadas y se puedan quedar dormidas durante el día. “Si se trata de personas que desarrollan su actividad profesional en la carretera, el riesgo puede estar también en causar un accidente de tráfico”, añadió.

La apnea del sueño es causada, principalmente, según recalcó Gómez, por la obstrucción de la vía superior respiratoria, lo que causa que el afectado genere cierto ronquido y padezca microdespertares. Además, por momentos, esta patología causa que no llegue oxígeno al cerebro y al corazón, motivo que puede derivar en accidentes cardiovasculares. Aunque debe ser diagnosticada en las unidades del sueño de los hospitales, puede ser tratada, en función del paciente, por distintos especialistas. Así, ayer se pusieron sobre la mesa algunos tratamientos ya conocidos y aplicados, a la par que otros más novedosos y menos invasivos, que causan mayor comodidad al enfermo y un ahorro en el sistema sanitario. Salud Pública calcula que este año más de 600 personas han acudido a los centros hospitalarios del Archipiélago para someterse a distintas pruebas y confirmar o descartar la patología.

Más noticias
Canarias prevé cerrar el año con la cifra de turistas británicos más alta de su historia
TE PUEDE INTERESAR