Santa Cruz

Anaga, de avenida a litoral gastronómico

Avenida de Anaga. AG

Cada cierto tiempo se habla en Santa Cruz de la muerte y resurrección de la avenida de Anaga. Hace ya más de una década, los conflictos con los vecinos llevaron al cierre de multitud de locales que no respetaban las distintas ordenanzas. Hace unos cinco años, las obras de remodelación de la avenida litoral, hicieron decaer de nuevo unos espacios que empezaban a arrancar como lugar de esparcimiento más centrado en las terrazas que en el ocio nocturno. En 2017 la avenida de Anaga ha vuelto a ponerse de moda y, confían todos los que allí se han instalado en que, esta vez, sea la definitiva. Un auge que ha contagiado a los espacios más inmediatos y que lleva a algunos, incluso, a hablar de un “litoral gastronómico”.

En la avenida de Anaga solo dos locales permanecen hoy vacíos. El resto, está ocupado por bares de copas, restaurantes, cafeterías, y, todos, con algo en común, la apuesta por la calidad, no solo en el servicio y los productos, sino también en el diseño, quizá el aspecto más innovador en esta nueva etapa. La cervecería La Sureña, que funciona en todo el país como franquicia, es una de la que apostó hace ya un tiempo por instalarse en esta zona. César Gil es su responsable y también el secretario de la Asociación de Empresarios de la Avenida Marítima. Confirma que en los últimos años hay más locales “y eso hace que venga más gente”. Gil señala que este auge en la avenida Anaga ha sido paulatino, sobre todo después de que finalizaran las obras.

“Ha habido una recuperación lenta pero constante y eso a su vez ha propiciado que se invierta en calidad”, explica. Un camino que, detalla, “los empresarios que se suman a la avenida, ante el éxito de público, también inviertan en calidad”. Gil explica que La Sureña podría haberse instalado en cualquier otro punto de la ciudad pero la avenida de Anaga, “es el único espacio amplio, cerca del mar y llano que permite concentrar gente”.

Si La Sureña puede decirse que es un local veterano, El Capricho de Nicomedes, apenas lleva dos meses, tiempo en el que constata el buen momento de esta zona de ocio. José Luis Matais, explica que, “esto ha mejorado mucho y nosotros en los dos meses que llevamos aqui llenamos casi todos los días”. Este restaurante ha extrapolado el servicio que la pescadería de Nicomedes tiene en el Mercado Nuestra Señora de África, a un espacio más amplio. “Poco a poco vamos incluyendo nuevos platos en la carta pero nuestra diferenciación viene por el pescado fresco que compramos en la dársena todos los días, explica Matais. Admite que el primer mes hubo algunos problemas con el servicio pero que, poco a poco se está solucionando para ofertar una calidad máxima.

Más noticias
Reunión con Sanidad para abordar el centro de metadona de Salamanca
p453017afot p453017afot1 p453017afot2 p453017afot3 p453017afot4
<
>
Plaza de la Candelaria. AG

Al ya mencionado Capricho de Nicomedes, se suman nuevas aperturas gastronómicas como la de El Rocío, Da Gigi y Sinfonía, mientras que La Santa y Berlín 89 se han presentado como opciones para disfrutar de la noche después de la cena. Otros clásicos como La Pitanga, Manhattan o Anaga Wine&Tapas siguen ganando adeptos. Toda esta efervescente actividad de ocio en torno a la avenida Anaga, está haciendo que sirva de tirón en otros puntos cercanos como la plaza de la Candelaria o la de San Francisco, cuyo auge crece de forma exponencial este año.

Aunque el estilo de los locales de la plaza de la Candelaria es más informal que el de los de la avenida de Anaga, lo cierto es que, sin duda, tal y como lo define el Plan de Turismo de Santa Cruz, es el kilómetro 0, tanto para recorrer la ciudad y la Isla para los turistas que llegan, como para los que quieren disfrutar de la gastronomía de la capital.
La oferta de gastronómica en este espacio se caracteriza por tener franquicias de gran reclamo com McDonald’s, Lizarrán o 100 Montaditos, clásicos como el Mr Smile y la siempre recurrente Compostelana. Entre las nuevas aperturas cabe citar el restaurante La India Tickka House y Fastuccine.

San Francisco

En la plaza San Francisco coexiste una oferta más clásica como la de La Rebotica y Plaza 18 junto a propuestas más ligadas a la nuevas tendencias de la cocina mediterránea e internacional en el caso del Nassau Gastroclub y Santo Pecado Gastrobar, mientras que Chama Wine&Cheese opta por combinar algunas de las citadas anteriormente.

Más noticias
A la caza de la mejor oferta

Pero no solo estos espacios ya reconocidos están aprovechando el resurgir gastronómico de Santa Cruz. El Paseo de las Milicias de Garachico, en el entorno de la avenida de Anaga, en el que se ubica el restaurante japonés con la única Estrella Michelín de Santa Cruz, el Kazan, cuenta además con el Jaxana, con platos inspirados en el Sudeste Asiático o el Sushi&Wine, un low cost para los amantes de la cocina nipona. Y como no, el Cine+Copas para los más fiesteros. Emilio Calzadilla es el último núcleo gastronómico emergente de Santa Cruz. Este año ha abierto la marisquería K-Marón, la piadenaria Calle del Medio 13, el restaurante andaluz, La Andaluza o el italiano, La Brújula.
Este impulso gastronómico se apoya en cifras como el gasto que las familias canarias realizan cada mes en restauración, unos 59 euros. Los datos de la Sociedad de Desarrollo muestran que más del 90% los residentes en el área metropolitana, identifican ocio con restauración o que el 25% de los turistas se gasta una media de 10 euros al día en restauración.

Los empresarios piden más agilidad en los trámites administrativos

Los distintos empresarios con los que ha podido hablar DIARIO DE AVISOS coinciden en que, a pesar del buen momento que se vive, se hace necesario un poco más de agilidad en los trámites administrativos. Coinciden en señalar que hay la solicitud de permisos o licencias se eternizan y que, cuando han cumplido con todo, aún se espera más. Piden más agilidad y menos trabas, siempre dentro de la ley porque, si en algo ha cambiado la avenida de Anaga es que ya no hay enfrentamiento con los vecinos, los locales cumplen con su insonorización y con el cierre a la hora que establece la ley. Eso, reconocen, es fundamental para seguir en la zona.

TE PUEDE INTERESAR