Sociedad

El Cabildo estudiará incrementar su apoyo al programa de personas sin hogar

El Cabildo de La Palma está dispuesto a incrementar la colaboración con Cáritas en el programa que desarrolla esta entidad para abordar la problemática de las personas sin hogar, que puso en marcha el año pasado tras detectar la aparición de esta realidad de manera muy acusada en la Isla. Así lo ha confirmado la consejera de Asuntos Sociales, Jovita Monterrey, como reacción a la queja lanzada desde Cáritas por las dificultades para mantener el proyecto el próximo año ante la falta de respaldo público.

Monterrey mostró su predisposición a sentarse con Cáritas para estudiar el proyecto y que sean los propios técnicos del Cabildo quienes valoren si es necesario una aportación mayor. Este año el Cabildo ha dotado a este programa, que tiene un coste anual de unos 36.000 euros, con 10.000 euros.

La consejera valoró y agradeció el trabajo que realiza Cáritas y otras ONG en favor de las personas más necesitadas en la isla de La Palma, que “llegan adonde nosotros no podemos”. De ahí que el Cabildo respalde a estas organizaciones e, incluso, haya aumentado la aportación en algunos casos dada la mejora de la situación económica de las arcas insulares.

En lo que se refiere a la problemática concreta de las personas sin hogar, que Cáritas, después de hacer un estudio de campo, ha cifrado en un total de 65 que viven en estas condiciones en La Palma, Monterrey reconoce que el Cabildo “no tiene constancia” de que hayan tantos casos en estas circunstancias de exclusión social severa, por los datos que le facilitan los ayuntamientos palmeros.

Más noticias
Manolo Blahnik: "Mi madre es el paisaje, mi madre es La Palma"

No obstante, la consejera señaló que “no dudo que sea así”. “Yo me fío de la estadística que han hecho, nosotros no tenemos ningún estudio sobre esta materia e intervenimos cuando nos lo solicitan los ayuntamientos”. En este sentido, señaló que hay casos concretos de personas que viven en viviendas que no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad, pero que desean permanecer en ese lugar por voluntad propia, por lo que la Administración se ve con las manos atadas para actuar.

Por otra parte, la consejera es optimista de cara a las próximas anualidades y señala que con los planes de empleo que se van a poner en marcha a través del Fondo de Desarrollo de Canarias disminuirá el número de demandante de ayudas de emergencia social.

De hecho, indicó que este año ya se han reducido los solicitantes de estas ayudas destinadas a cubrir necesidades básicas y va a sobrar incluso dinero del presupuestado para este fin. Por lo que para la próxima anualidad van a reducir en 20.000 euros esta partida en los presupuestos.

 

TE PUEDE INTERESAR