Puerto de la Cruz

El centro Inés Fuentes inaugura el primer huerto sensitivo de Canarias

Una de las alumnas mira junto a su monitora los animales del pequeño gallinero. DA
Una de las alumnas mira junto a su monitora los animales del pequeño gallinero. DA

Árboles frutales para incitar el olfato, hortalizas, lechugas, un pequeño jardín endémico canario para trabajar la parte didáctica, un arenero para estimular el tacto y relajarse, una hamaca, un gallinero, y un acogedor rincón para desayunar, conforman el primer y único huerto y jardín sensitivo de Canarias, que se inauguró ayer en el Centro de Educación Especial (CEE) Inés Fuentes, ubicado en el barrio portuense de La Vera.

El proyecto es un pequeño oasis dentro del colegio que se presenta como un recurso terapéutico y educativo para los alumnos, todos con necesidades especiales, y los acerca a la naturaleza, hábitos de vida y consumo saludables, y la realidad del mercado.

El jardín tiene unos 300 metros cuadrados y fue diseñado por la asociación MAYE, que aplica la permacultura en diferentes contextos sociales e intenta innovar en la parte educativa. Por este motivo, la idea no era tener un huerto en el centro para que lo trabajaran las familias sino el alumnado, que pese a sus diferentes discapacidades, se encarga de sembrar, regarlo con un pulsador, darle de comer a los animales, y todas aquellas tareas que tienen que ver con su mantenimiento dado que las frutas y verduras se consumen en el centro, explica la secretaria, Jezabel Mejías, quien también es arquitecta. Ella acude los miércoles para realizar actividades con algunos alumnos, o simplemente disfrutar de los espacios lúdicos.

Lo importante no es que los jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 12 y 21 años, aprendan a cultivar determinadas plantas sino que a través de su propia experiencia descubran, experimenten, y encuentren sentido a los contenidos que aprenden en las diferentes áreas curriculares. Al mismo tiempo, se intenta que interioricen valores solidarios y de respeto.

Entre julio y agosto se preparó el terreno, un trabajo complejo dado que tenía problemas de escorrentías y hubo que hacer los correspondientes drenajes. La ventaja fue que ya había árboles frutales y eso facilitó el poder potenciar los microclimas.

En el acto de inauguración estuvieron presentes la directora del centro, Montserrat Díaz Lorenzo; el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, el director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero; el alcalde, Lope Afonso; la concejal de Educación, Diana Mora; la representante de la Agencia Canaria de Calidad Universitaria y Evaluación Educativa del Gobierno de Canarias; María Teresa Acosta; el director de la Caixa en La Vera, José Miguel Luis; y el inspector de zona de la Consejería de Educación; Domingo García, además de padres y madres de alumnos.

TE PUEDE INTERESAR