sanidad

Crece la alarma por diabetes infantil, que en las Islas presenta la mayor tasa

La mitad de las personas que sufren esta patología lo desconocen, debido a que carece de síntomas. DA

La población menor de 18 años con diabetes tipo 1 en Canarias será monitorizada de forma continua para conocer los niveles de glucosa a tiempo real, con un dispositivo de detección a través de la piel, para lo que la Consejería de Sanidad destinará el próximo año 200.000 euros. Este tipo de diabetes (DM1), la que se diagnostica en la infancia, experimenta un repunte significativo en el Archipiélago, hasta el punto de alcanzar la tasa más alta de España y una de las mayores de Europa. Esta enfermedad está asociada a la obesidad, donde Canarias sufre porcentajes de incidencia escandalosos en el ámbito nacional y europeo, y también si se compara con la incidencia en países como Estados Unidos. La diabetes infantil es una epidemia que arrasa Canarias. Casi el 50% de la población infantil canaria sufre sobrepeso, una de las principales causas de diabetes.

El consejero del área, José Manuel Baltar, anunció ayer la adquisición de estos dispositivos con motivo de la campaña dedicada a la mujer y a la diabetes que Sanidad llevará a cabo ante la celebración hoy del día mundial de esta enfermedad, que supone la primera causa de muerte en la población femenina de las Islas.

Canarias será una de las primeras comunidades en disponer de esta tecnología, según destacó Baltar, quien añadió que con posterioridad se irá extendiendo al resto de los pacientes. El presidente de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Canarias, Julián González, destacó la importancia de la adquisición de este dispositivo, aunque reclamó mayor esfuerzo presupuestario para que estos adelantos se extiendan a todos los enfermos.

González consideró fundamental que se incluya la monitorización continua a los pacientes que no perciben la hipoglucemia y, también, a las diabéticas embarazadas, al tiempo que hizo hincapié en que la disposición de monitores y medidores para los diabéticos supone una “inversión”, porque permite evitar enfermedades futuras y más calidad de vida.

Asimismo, recalcó que desde la Federación llevan demandando desde hace años la elaboración de un plan integral para la atención de la diabetes en Canarias, que el pasado año se lo presentaron al presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, pero que sigue sin aprobarse. Del mismo modo, recordó que desde el año 2000 solicitan a la Consejería que emprenda medidas para prevenir una enfermedad que solo con nutrición saludable y actividad física puede evitar su aparición en un alto porcentaje de casos.

El director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Juan Alemán, puntualizó que la diabetes puede ser tratada con una alimentación saludable, actividad física regular y fármacos para disminuir los niveles de glucosa en la sangre cuando sea preciso. También es fundamental controlar los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, indicó Alemán, quien matizó que la diabetes mellitus tipo 2, que es la más frecuente, se puede prevenir hasta en el 70% de los casos con hábitos de vida adecuados.

El Servicio Canario de la Salud tiene diagnosticados 168.074 diabéticos, de los que el 92 % son de tipo 2. Baltar afirmó que para la Consejería el control de la enfermedad es una prioridad, por el incremento de casos que se dan, y que a ella se destina el 12% del gasto sanitario. La prevalencia real de esta enfermedad es del 12%, indicó Baltar, quien también destacó que, como puede permanecer sin síntomas, algo menos de la mitad de los afectados no son conscientes de que la sufren.

Salud Pública ha editado 21.360 trípticos y 2.114 carteles con el lema Mujer y Diabetes, un futuro saludable, actúa hoy para cambiar el mañana para centros de salud, hospitales, farmacias y asociaciones de pacientes, entre otros. La campaña incide en la mujer por el papel fundamental que desempeña para garantizar que se sigan hábitos de vida saludables, y en el control adecuado de las embarazadas.

TE PUEDE INTERESAR