Puerto de la Cruz

Entregan la propiedad de 11 viviendas de San Valentín tras medio siglo de gestiones

Sandra Rodríguez entregó las escrituras a cada uno de los propietarios. DA

Un día muy emotivo y que muchos de los presentes no se terminaban de creer: después de casi cinco décadas de lucha, 11 de los 60 propietarios de las viviendas de San Valentín y Santiago Apóstol I y II, situadas en el Polígono El Tejar, en el Puerto de la Cruz, recibieron las escrituras que constatan que a partir de ahora son de su propiedad.

De esta manera, culmina un largo proceso iniciado en los años 60 del pasado siglo, cuando los inmuebles se dieron en régimen de alquiler o permuta y al proceder a su adjudicación la ley ya no lo permitía, una decisión que a juicio de la primera teniente de alcalde, Sandra Rodríguez, “fue un error”.

Fue ella quien entregó ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento los documentos a cada uno de los inquilinos, un paso que pone fin a un largo proceso y a una reivindicación histórica de muchos vecinos que en su día se vieron afectados por la ampliación del citado polígono.

No obstante, la concejal de Hacienda aclaró que todavía faltan muchos propietarios o herederos que por diferentes circunstancias no han podido formalizar todos los requisitos exigidos para poder resolver todos los expedientes. Pero el grupo de gobierno prefirió no esperar más tiempo para impulsar a las personas que faltan a que cumplimenten la documentación necesaria para tener las escrituras, ya que ello les permitirá vender, alquilar o ceder los inmuebles en propiedad.

Rodríguez manifestó que para el Ejecutivo municipal era una asignatura pendiente en aras de cumplir una demanda vecinal iniciada por Rafael Miranda Sánchez y Carmen Hernández Sánchez, a quienes agradeció especialmente.

Más noticias
Benahoare se beneficiará de un plan de renovación urbana de 1,5 millones

Alcanzar este objetivo no fue sencillo debido a que se produjeron muchos acontecimientos jurídicos que ralentizaron todo el proceso, que comenzó con el exalcalde socialista Félix Real.

En lo que respecta a este mandato, desde el Consistorio se propiciaron reuniones con la notaría para cotejar los datos catastrales de las viviendas y por otro, se encargaron los estudios de la certificación de eficiencia energética. De forma paralela, la concejal de Hacienda mantuvo reuniones regulares cada dos meses con los vecinos para hacer un seguimiento conjunto e impulsar el expediente que “poco a poco” se va regularizando y pronto llegará a su fin, esperó Rodríguez.

El Gobierno local también logró un acuerdo con la entidad bancaria La Caixa para que los vecinos puedan acceder a créditos blandos específicos para los gastos de notaría y escrituras.

Cambio en la normativa

Una enmienda presentada en 2009 por la Corporación permitió modificar la disposición transitoria de la Ley Canaria de Vivienda. Eso permitió que se puedan adjudicar los inmuebles de manera directa a los inquilinos, algo que hasta el momento resultaba imposible ya que “ninguna administración puede vender o ceder sin una subasta pública”, recordó Sandra Rodríguez. En ese momento, se adoptaron los acuerdos plenarios necesarios para poder solventar los principales impedimentos en el camino del traspaso a propiedad privada.

TE PUEDE INTERESAR