alpinismo

Gema Hassen-Bey finaliza su ascenso al Teide tras superar los 3.000 metros

Gema Hassen-Bey, abajo con su perro, posó ayer con todo el equipo y amigos. | Facebok Gema Hassen-Bey

La atleta paralímpica Gema Hassen-Bey concluyó ayer su reto de ascenso al Teide, que comenzó el pasado 31 de octubre, tras superar el pasado domingo los 3.000 metros, convirtiéndose de esta manera en la primera mujer en subir a la cima más alta de España solo con el impulso de sus brazos, demostrando un gran sacrificio, constancia y espíritu de superación. Este ascenso al Teide servirá a la atleta paralímpica como preparación para intentar coronar próximamente la montaña más alta de África, el Kilimanjaro.

Gema comenzó el ascenso utilizando su handbike de montaña, para posteriormente afrontar muchos metros de subida en la primera silla de ruedas de escalada del mundo y, finalmente, los 600 metros de mayor desnivel en una especie de trineo con ruedas sobre unos rieles, logrando superar los 3.000 metros gracias al impulso de sus brazos tirando de una cuerda.

Además de la pendiente del sinuoso sendero desde Montaña Blanca a la cima, Gema superó el intenso frío durante estas jornadas, durmiendo en una tienda de campaña, y siendo frenada el pasado 7 de noviembre por el viento, que le hizo parar su ascenso ese día. Ayer se unieron a Gema varios amigos, como el bailarín y coreógrafo tinerfeño Rafa Méndez o el montañero Carlos Soria, para felicitarla y mostrarle su apoyo ante este reto.

“Esto nos abre la mente -destacó Hassen-Bey-, porque aunque las cosas cuesten, si luchas lo puedes conseguir. Ahora hay que seguir evolucionando. He llegado a los 3.000 metros haciendo ahora posible lo que antes era imposible. El equipo se ha portado de forma maravillosa”. También agradeció el apoyo a sus patrocinadores para afrontar este reto que continuará en África.

Más noticias
Ford y su red de concesionarios de Tenerife apoyan a la paralímpica Gema Hassen-Bey en su ascensión al Teide
TE PUEDE INTERESAR