política

El Gobierno se autoinculpa sobre las irregularidades denunciadas en los contratos del HUC

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, durante el pleno parlamentario de ayer. ANDRÉS GUTIÉRREZ

El Gobierno regional se autoinculpa sobre el caso de las presuntas irregularidades en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) acerca de sus procesos de selección del personal estatutario, que así se llaman a los funcionarios del sector sanitario. Fue el mismísimo consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, quien ayer reconoció que solo la “pasividad” del Servicio Canario de la Salud (SCS) ha permitido al HUC contratar a este tipo de trabajadores con una normativa inferior en rango al Estatuto Básico del Empleado Público, tal y como ha denunciado UGT Canarias ante la Fiscalía provincial. Aunque negase que las irregularidades existiesen, Baltar no dudó ayer en sede parlamentaria a la hora de asegurar que ha sido el propio SCS quien ha permitido al citado hospital tinerfeño regirse por un convenio cuyo objetivo se circunscribe a la integración del centro en el sistema sanitario regional, que concluyó nada menos que en 2009.

Este reconocimiento de parte alimenta las sospechas sobre el nexo de este caso con el posible control de Coalición Canaria sobre la Agrupación Local del PSOE en La Laguna, al que han aludido dirigentes históricos de la formación socialista en la Ciudad de los Adelantados, como Santiago Pérez. Hay que tener en cuenta que uno de los denunciados por UGT por estas posibles irregularidades es el exjefe de Recursos Humanos y actual jefe de selección de personal del HUC Pedro Ramos, todo un factótum del PSOE lagunero. En su día, Ramos lideró una escisión de las filas socialistas para crear un partido ad hoc llamado Masca, cuyo único recorrido político fue obtener unos centenares de votos en las municipales laguneras que la coalicionera Ana Oramas ganó reñidamente a Santiago Pérez en 2003. Masca demostró entonces que contaba con unos recursos sorprendentes para tratarse de un partido sin financiación pública. Después de aquellos comicios, quizás cumplida su función, nunca más se supo de Masca y, sorprendentemente, fueron readmitidos en el PSOE lagunero. En la actualidad, Ramos está considerado como el hombre fuerte de una agrupación que prometió en la campaña electoral acabar con los lustros de Coalición Canaria en el Gobierno de La Laguna, pero, en realidad, los votos de quienes confiaron en tal promesa solo han servido para que José Alberto Díaz (CC) siga siendo el alcalde. La respuesta de Baltar durante el pleno parlamentario de ayer se produjo a cuenta de una pregunta formulada por el presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez. A este médico de profesión (y perfecto conocedor del devenir de la sanidad canaria en las últimas décadas) le asombró escuchar de labios de Baltar que, 25 años después, “el SCS no haya unificado los sistemas de contratación de personal temporal”.

Más noticias
Matos: "La Consejería de Economía es el patito feo de los superpresupuestos"

Como quiera que Baltar se comprometió a que, antes de finales del próximo mes de diciembre, se promulgue una norma que al fin acabe con tan sospechosa excepcionalidad en el HUC, Román Rodríguez mostró igualmente su confianza en que “el consejero cumpla su compromiso al respecto a rajatabla”.

Cuestionado al respecto por DIARIO DE AVISOS, Román Rodríguez valoró la intervención de Baltar en los siguientes términos: “Claramente, el consejero ha respondido que el sistema de contratación del HUC se ha mantenido sobre los criterios que aplicaba ese hospital antes de la integración. La razón, dice, de que haya sido así es que el Servicio Canario de la Salud no ha desarrollado un sistema de contratación homogéneo. También señala el consejero que esas normas aplicadas por el HUC habrían respetado los criterios de publicidad, concurrencia e igualdad de oportunidades”.

Casuística

“Otra cuestión -añadió Román Rodríguez- es que los mecanismos de contratación desarrollados durante prácticamente una década se hubieran podido realizar de manera perversa; ahí habrá que ver la casuística desde la perspectiva jurídica. Lo que está claro es que el SCS ha dejado que el hospital en cuestión siguiera con las normas anteriores a su ingreso en el sistema regional”.

Sobre por si tales normas han permitido al HUC que en esos procesos de selección participasen personal de libre designación (nombrados a dedo, lo que prohíbe la norma superior) y representantes sindicales (en vez de los de la Junta de Personal, elegida democráticamente), Rodríguez reconoció que “al parecer, se han permitido licencias que no deberían, pero, como hemos escuchado, ha sido por esa pasividad del Servicio Canario de la Salud durante todos estos años”.

Más noticias
Sanidad, farmacéuticos y pacientes se comprometen a concienciar a la población sobre la diabetes

Pedro Ramos, entre los denunciados por UGT Canarias

La denuncia presentada por UGT Canarias ante la Fiscalía sobre presuntas irregularidades en los procesos de selección de personal estatutario en el Hospital Universitario de Canarias señala a varios altos cargos que ejercieron su labor en el centro hospitalario entre 2009 y 2016, en relación con presuntos delitos de prevaricación administrativa y tráfico de influencias”, tal y como adelantó en su día este periódico.

TE PUEDE INTERESAR