Baloncesto

El Iberostar Tenerife recupera la sonrisa con Fotis Katsikaris

Katsikaris, junto a Aniano Cabrera, anoche en Los Rodeos. / Andrés Gutiérrez

Fotis Katsikaris ya está en su nueva casa. El entrenador heleno, anunciado como el relevo de Nenad Markovic en el banquillo del Iberostar Tenerife, llegó anoche a la Isla con un firme propósito, el de trabajar y trabajar para ponerse al día cuanto antes y arrancar con buen pie su andadura de aurinegro este sábado ante el Betis.

Tiene trabajo por delante el nuevo responsable técnico del cuadro lagunero. Primero el de coordinarse con Marcos Justo y Nacho Yáñez, los entrenadores ayudantes del grupo aurinegro en las últimas temporadas. Ellos ya han tratado de adelantar la labor de Katsikaris para estos primeros días de semana en los que todavía no podrá tener a la plantilla completo.

El ex técnico de Valencia, Bilbao y Murcia en la Liga ACB, llegó con una lista importante de propósitos para su nueva etapa profesional, esa que calificó de “ilusionante” en declaraciones a la página web del cuadro de La Laguna. En estos días, tras haberse confirmado su fichaje, ha tenido tiempo para adelantar algunas cosas, pero hasta que no pise el parqué del Santiago Martín y vea de primera mano sus piezas no empezará a meter los conceptos que quiere aplicar.

A partir de hoy irán incorporándose los jugadores internacionales que han estado con sus selecciones en esta primera ventana FIBA que tanta controversia ha creado. Como si quisiera reivindicarse por el fichaje de un nuevo entrenador, el húngaro Rosco Allen fue uno de los hombres más destacados de la jornada de ayer. El jugador magiar contribuyó con 15 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias más 22 de valoración al triunfo de Hungría (84-76) ante la República de Kosovo.

Más noticias
Markovic: "Ganar en Santiago nos haría más fuerte como equipo"

Su nombre está subrayado en la lista de efectivos a recuperar igual que el de Mateusz Ponitka, que preocupa en el seno de la escuadra aurinegra debido a su relación deportiva con el destituido Nenad Markovic, el hombre que apostó por su fichaje. El escolta polaco no estuvo bien ayer en la derrota de su selección (75-55) en Lituania. Anotó 3 puntos y atrapó 4 rebotes pero sólo lanzó cuatro veces a canasta y acumuló 2 créditos de valoración.

Quién sí ha estado a un nivel importante en estos dos primeros compromisos internacionales es Fran Vázquez, para alegría de un Fotis Katsikaris que entiende que el gallego y el estadounidense Mike Tobey deben ser la referencia clave en el puesto de cinco, un papel fundamental en sus esquemas y que, por ejemplo, no tuvo quién interpretara en su etapa en Murcia con Lima y Faverani.

Vázquez volvió a estar ayer a la altura de un capitán. El de Chantada sumó 14 de valoración con 11 puntos, 5 rebotes y 2 tapones en cuanto a las estadísticas de lo intangible, pero aportó liderazgo e intimidación dentro de esos intangibles tan valorados por los entrenadores. Cierto es que Vázquez, que en la previa había asegurado que jamás había tenido “problemas” con los hermanos Gasol en la selección española, sufrió con la fortaleza física de su viejo conocido Gasper Vidmar, con el que ya lidió en la final de la Basketball Champions League de la pasada campaña y que ayer hizo 24 puntos más 7 rebotes para alcanzar los 30 de valoración.

Entre los jugadores aurinegros todavía no ha habido reacción a la llegada de Fotis Katsikaris, que será presentado mañana o el miércoles como nuevo técnico y que ese día podría contar ya con todos sus jugadores a excepción del lesionado Javier Beirán, dañado en uno de sus tobillos durante el entrenamiento previo al compromiso liguero frente al Monbús Obradoiro.

Más noticias
Mamadou Niang y Adin Vrabac, los 'olvidados' de Nenad Markovic

Sí está ya en la Isla Mike Tobey. El pívot norteamericano, uno de los interiores más destacados de la competición doméstica en las primeras jornadas hasta que sufrió contratiempos físicos en sus dos tobillos, solucionó los asuntos burocráticos que le llevaron a viajar hasta los Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR