Puerto de la Cruz

La embajadora más universal de la ciudad turística

John Curran estuvo presente en todas las ediciones del festival. DA

Noventa años después de su primera y única visita y pese a la escasa documentación que existe al respecto, el Puerto de la Cruz sigue recordando a su embajadora más universal: la escritora Agatha Christie.

Quizás la dama del crimen nunca pensó que en la ciudad en la que terminó de escribir la mayor de sus novelas El misterio del tren azul, se iba a organizar un festival bienal que llevara su nombre que combina charlas, exposiciones, teatro, música y rutas guiadas. La idea nació en 2007 del Centro de Iniciativas Turísticas y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento. Tampoco que tendría un monolito en La Paz con el fin de recordar su paso por el municipio en febrero de 1927.

Agatha Christie salió de Londres en un barco de la Union Castle a finales de enero y llegó a Tenerife el 4 de febrero acompañada de su hija Rosalind de 12 años, su secretaria Charlotte Fisher, y su máquina de escribir, asegura el historiador Nicolás González Lemus. Apunta que la escritora vino para su superar su crisis matrimonial con Archibald Christie, su primer esposo, una tarea complicada para una mujer educada bajo la rígida moral victoriana. A ello se sumó el fallecimiento de su madre, y la difícil situación económica que atravesaba. La paz de las islas, ya que luego se dirigió a Gran Canaria, el buen clima, y los baños de mar que tanto le gustaban, la ayudarían a sobreponerse y a retomar su vida literaria. Y al parecer lo consiguió.

Su estancia en la Isla no se conoció hasta los años 90 del pasado siglo en el que el profesor Jaime Rubio Rosales publicó en 1990 un artículo en La Provincia bajo el título Aquellos pioneros ingleses. Varios años más tarde, González Lemus siguió en un libro las huellas de la novelista inglesa, una de las más vendidas de todos los tiempos, y cuya actualidad sigue vigente.

Más noticias
El juez Nelson Díaz Frías recibe el Gánigo de Honor

Estreno

La prueba más fehaciente de ello es la reciente versión de la película Asesinato en el Orient Express, que a una semana de su estreno ha logrado que el libro suba en ventas, asegura John Curran, documentalista de la obra de la célebre escritora. Posiblemente Curran sea la persona que más sepa sobre su obra, ya que además de leerla desde muy pequeño, estudiar sus libros, y realizar su tesis doctoral sobre la reina del crimen, ha tenido acceso a sus diarios personalizados cuyas anotaciones plasmó en dos volúmenes.

Curran ha participado en todas las ediciones del festival internacional dedicado a la reina del crimen que comenzó el lunes y finaliza hoy con gran éxito. En esta ocasión, durante una entrevista con Diario de Avisos, confesó que su libro favorito de Agatha Christie es Cinco Cerditos. Aunque no es el más conocido “es el que más se acerca a una novela. Es muy laborioso, porque ella estudia y cambia el nombre de los personajes, del asesino, y el argumento varias veces. Y aunque para algunos la escritora es muy fácil de leer, para conseguir que sea así detrás hay un trabajo enorme”, sentencia.

El escritor, de origen irlandés, reconoce que Agatha Christie no se puede comparar con otros autores clásicos. Sin embargo, su importancia en la literatura reside en que “es una best seller y hoy en día nadie escribe como lo hacía ella”, subraya con admiración.

TE PUEDE INTERESAR