Azfa Tenerife 2017

La Isla y Canarias constituyen un auténtico puente fiscal y tributario

América, Europa y África: oportunidad de negocio tricontinental. DA

Durante la agenda académica del congreso que se celebró entre el 1 y el 4 de noviembre, se dio especial relevancia a la condición de Tenerife, y Canarias en general, como puente fiscal y tributario entre los tres continentes implicados. Esto se debe a que lo que caracteriza a las zonas francas en el mundo son los tres elementos fundamentales: aranceles (0%), IVA o impuestos indirectos ( 0%) e impuesto de sociedades reducido con respecto al resto del territorio nacional.

Sin embargo, las zonas francas europeas ofrecen únicamente ventajas asociadas a actividades logísticas, centradas en la eliminación de aranceles e impuestos sobre las mercancías.

De ahí la importancia de la absoluta compatibilidad entre las zonas francas canarias y la Zona Especial Canaria (ZEC) y el resto de instrumentos del REF, que permiten aportar un valor añadido fundamentado en beneficios fiscales únicos en Europa y a los cuales están acostumbrados los inversores americanos en sus respectivas zonas francas. Esta condición de puente fiscal y tributario entre América, Europa y África es la clave de la presencia de inversores de más de 36 países desarrollando un proyecto común en Tenerife.

Las zonas francas en sí funcionan como un incentivo, ya que proporcionan un entorno empresarial propicio para los inversores, incluido el acceso a servicios públicos estables y confiables, seguridad, infraestructura de punta, el estatus extraterritorial que disfrutan las zonas francas, y el poder simplificar los procedimientos administrativos que permiten a los inversores obtener los permisos, licencias y visas adecuados para configurar rápidamente sus operaciones.

Los inversores valoran estos servicios de ventanilla única para proporcionar un correcto desarrollo del proyecto de su inversión. Estos incentivos se complementan con otros financieros y fiscales; relacionados con la infraestructura, promoción de la I + D, y de formación de empleo, como característica más destacable de las zonas francas. Pero es que hay más. Varios estudios, tal y como se expuso en varias ponencias durante el encuentro, demuestran que existe un retorno a la economía por los incentivos otorgados a las zonas francas.

Más noticias
La Maratón de Santa Cruz se gana el corazón de Tenerife

Así, en Costa Rica, por cada dólar exonerado en el período 2010-2016, las empresas de zona franca generaron un promedio de 5,9 dólares en beneficio para el país. En Colombia existe una relación 3:1 entre los impuestos recibidos y los no recibidos. Los beneficios que generan las zonas francas en República Dominicana a la economía local son cinco veces mayores a las exenciones otorgadas. Y en El Salvador, por cada dólar que ofrece el Gobierno en concepto de incentivos, el retorno es de 6 dólares para la economía.

TE PUEDE INTERESAR