Granadilla

Este mes llegan las primeras plataformas petrolíferas al puerto de Granadilla

Ricardo Melchior, presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, ayer, en su despacho de la capital tinerfeña. Andrés Gutiérrez

El puerto de Granadilla recibirá las primeras plataformas petrolíferas antes de final de mes. Una vez obtenido el visto bueno del Ministerio de Fomento, a través del acta de recepción de las obras, empezarán a atracar en las instalaciones sureñas las grandes estructuras, hasta ocho, que estos días permanecen fondeadas por fuera del puerto de Santa Cruz. La noticia la adelantó ayer a DIARIO DE AVISOS el presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Melchior, que señaló que los desplazamientos se realizarán de dos en dos unidades hasta completar el traslado de las ocho plataformas a finales del mes de enero.

De esta forma, Granadilla estrenará su actividad portuaria con trabajos de reparación y mantenimiento de los gigantescos armazones y la capital tinerfeña despejará su vista más allá del muelle. Para iniciar la operatividad en las instalaciones sureñas, la Autoridad Portuaria ya trabaja en la organización de los servicios, que incluyen, entre otros, amarradores, prácticos, remolcadores y policía portuaria, encargada de la vigilancia y seguridad del recinto.

Melchior indicó que, previsiblemente, entre febrero y marzo del próximo año se esperan los atraques de barcos especializados en el transporte de las torres y las aspas de de los grandes aerogeneradores que se instalarán en los parques eólicos del Sur, a apenas una decena de kilómetros, lo cual evitará el desplazamiento de estas colosales estructuras, que obligan a adoptar medidas extraordinarias para su transporte desde Santa Cruz por la autopista.

También se esperan otras embarcaciones dedicadas al transbordo de contenedores, si bien su capacidad operativa se verá limitada hasta que concluya la gran explanada de 44 hectáreas junto al muelle de ribera, de 1.013 metros, que son las dos infraestructuras portuarias que faltan por terminar. El puerto industrial contará con un dique flotante que permitirá que barcos de gran tamaño puedan ser reparados sin tocar tierra. “Será una estructura de 300 metros de largo y 80 de manga preparada para grandes petroleros, cruceros o incluso para atender a dos barcos a la vez”, manifestó el presidente de la Autoridad Portuaria, que recordó que la Dársena del Este, en Santa Cruz, también contará con otro dique flotante, actualmente en fase administrativa, de 200 metros de eslora.

Más noticias
Fomento entrega la obra del puerto de Granadilla, ya listo para operar

Ricardo Melchior confía en que a mediados de diciembre ya esté en Granadilla el astillero flotante procedente de Estados Unidos, cuya llegada se ha retrasado al sufrir algunos daños a causa de los últimos huracanes. Tras resultar afectada parcialmente su estructura, actualmente está en Jamaica, ya reparado, a la espera de retomar el rumbo hasta Tenerife.

El expresidente del Cabildo tinerfeño subraya la importancia que tendrá esta instalación con un ejemplo: “¿Quién se iría con su coche a una isla donde se sabe que no hay ningún taller de reparación? Pues con los barcos pasa lo mismo. Para las embarcaciones que atraviesan el Atlántico es una garantía poder contar con este servicio en el último puerto”.

Regasificadora

Preguntado por el futuro de la regasificadora, después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia emitiera el 15 de octubre un dictamen desfavorable, aunque no vinculante, Ricardo Melchior le restó importancia: “El informe pedía simplemente que se actualizaran los datos después de tanto tiempo transcurrido y en esa tarea están la empresa Enagás y la Consejería de Economía e Industria del Gobierno de Canarias; la regasificadora es absolutamente fundamental”.

El presidente de la Autoridad Portuaria tiene “clarísimo” que la apuesta ha de ser por el gas natural, “porque es menos contaminante, da una respuesta más rápida a las fluctuaciones de demanda y es el más compatible con las energías renovables”. Además, recordó que todos los barcos que recalen a partir de 2020 en cualquier puerto de la Unión Europea deben usar gas natural como combustible.

TE PUEDE INTERESAR