Puerto de la Cruz

Los impuestos y las tasas bajan después de 22 años

Sandra Rodríguez y Lope Afonso presentaron el conjunto de medidas que llevarán a pleno para su aprobación. DA

Una bajada histórica. Así definió ayer el alcalde del Puerto de la Cruz, Lope Afonso, la rebaja fiscal que aplicará el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz en 2018 después de 22 años sin hacerlo y que afectará al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la tasa de recogida de basura, plusvalía e impuestos sobre vehículos.

Afonso dio a conocer la propuesta que presentará al Pleno municipal que se celebra mañana acompañado de la concejal de Hacienda, Sandra Rodríguez. En ese marco, explicó que la medida era posible al haber cancelado la deuda bancaria que tenía el Consistorio y salir del plan de ajuste antes de lo previsto. “Es la mayor reforma fiscal desde hace muchos años, ya que yo solo recuerdo subir impuestos”, declaró la edil.

El tipo de gravamen del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), uno de los más caros de la Isla, sufrirá una rebaja del 15,5%, pasando del 0,71 al 0,6 %, lo que supondrá una media de entre 18 y 123 euros menos por vecino. También se recuperará la bonificación del 50% para quienes inviertan en la mejora del aprovechamiento térmico-eléctrico de la energía solar, siempre para autoconsumo, excepto aquellas viviendas que por ley sea de obligado cumplimiento.

En la tasa de recogida de basura se compensará con un 50% menos a los pensionistas y personas que estén en paro, siempre y cuando sus ingresos sean igual o menor al salario mínimo interprofesional. Se aplicará en el ejercicio siguiente al solicitado y durante cuatro años.

Los vehículos históricos, antiguos y clásicos se bonificarán al 100% y habrá una reducción del 50% atendiendo al tipo de carburante y características del motor, beneficiando el uso de los híbridos y eléctricos.

Más noticias
Santa Cruz va camino de batir su récord de ingresos procedentes de impuestos

Respecto a la plusvalía, se recuperan las bonificaciones para la persona que adquiera un inmueble y conviva con la persona que transmite. Si es menor de 21 años y el bien es la vivienda de la unidad familiar, tendrá una bonificación del 95% y si supera esta edad será del 80%. En el caso que el adquiriente sea la persona a cuyo favor se constituye o se transmite al derecho, sea el cónyuge del que transmite el inmueble familiar, la bonificación será del 95%; igual que si es un ascendiente en primer grado.

Un compromiso moral con los vecinos
Tanto Lope Afonso como Sandra Rodríguez recalcaron que la bajada de impuestos era “una obligación moral con los vecinos” para devolverle parte del esfuerzo realizado durante los años de crisis al objeto de que éstos empiecen a notar los beneficios de haber salido del plan de ajuste. Además, era un compromiso programático adquirido por PP y CC desde comienzos del mandato.

TE PUEDE INTERESAR