la laguna

Los servicios de atención a la mujer insular y municipal se unifican en un mismo centro

El Servicio de Atención a la Mujer (SIAM) del Instituto Insular de Atención Social Sociosanitaria (IASS), del Cabildo de Tenerife, y la Unidad de la Mujer del Ayuntamiento de La Laguna se trasladarán en unos pocos meses a los locales municipales ubicados en la planta baja del edificio Los Molinos, en el lagunero barrio de San Honorato, lográndose así la unificación de ambos recursos en un único y mejorado espacio.

La concejal de Bienestar Social, Flora Marrero, afirmó que con esta propuesta, que se aprobó ayer en la Junta de Gobierno Local, “vamos a poder contar con una unidad de la mujer potente, de referencia para La Laguna y para toda la Isla”, ya que estará “en un lugar único, bien comunicado, accesible y discreto”. Marrero añadió que, a instancias del alcalde, José Alberto Díaz, se entendió que la atención a la mujer debía estar en unas mejores instalaciones que las actuales (situadas, las municipales, en la calle San Agustín y, las insulares, en la calle 6 de Diciembre), así como que sería “muy positivo contar con un espacio físico adecuado en el casco, el que se merecen las usuarias”.

En esta nueva ubicación se atenderán desde las encomiendas hasta los pisos de mujeres, la atención y asesoramiento psicológico, laboral y jurídico e incluso se podrán dar los cursos. El IASS será el encargado de asumir y realizar los trabajos de acondicionamiento y habilitación de los referidos locales, cuyo presupuesto asciende hasta los 172.799 euros. Además, el IASS también afronta, con cargo a sus cuentas, tanto el equipamiento del Servicio Insular de Atención a la Mujer como el de la Unidad de la Mujer del Ayuntamiento, estimado este último en 10.000 euros para el mobiliario y en unos 3.500 euros para el equipamiento informático.

Según consta en el proyecto, el plazo de ejecución de la obra es de unas ocho semanas. Sin embargo, habrá que tener en cuenta tanto su contratación como la entrega de la obra y, por consiguiente, el plazo definitivo se fija en unos cuatro meses.

A este respecto, Marrero agradeció al Cabildo de Tenerife el hecho de que se vayan a hacer cargo de la infraestructura, que consideró un ejemplo más de la labor entre administraciones en favor de los ciudadanos.

TE PUEDE INTERESAR