Granadilla

Fomento entrega hoy la obra del puerto de Granadilla, tras 10 años de retraso

Ricardo Melchior, presidente de la Autoridad Portuaria. Fran Pallero
Ricardo Melchior, presidente de la Autoridad Portuaria. Fran Pallero

La obra del puerto industrial de Granadilla cruzará hoy su primera gran meta volante. Aunque con más de 10 años de retraso, a causa de los recursos judiciales y la estricta vigilancia de la Unión Europea (UE), la construcción de los diques principales (el de abrigo y el contradique) ha llegado a su fin.

Un inspector del Ministerio de Fomento, acompañado de los responsables técnicos de la obra, visitará hoy las instalaciones y, si no hay contratiempos de última hora, procederá a la entrega de la obra, lo cual supone, en la práctica, el visto bueno administrativo para poder recibir los primeros barcos y plataformas petrolíferas, cuya llegada se producirá de forma gradual en las próximas semanas, según las previsiones de la Autoridad Portuaria.

Dos imágenes aéreas del puerto industrial de Granadilla en las que se aprecia la evolución de las obras en el último año. Autoridad Portuaria Dos imágenes aéreas del puerto industrial de Granadilla en las que se aprecia la evolución de las obras en el último año. Autoridad Portuaria
<
>
Dos imágenes aéreas del puerto industrial de Granadilla en las que se aprecia la evolución de las obras en el último año. Autoridad Portuaria

A pesar de la recepción de la obra, que se plasmará en una firma que se realizará en la capital tinerfeña una vez que acabe la visita del inspector al nuevo recinto portuario, las instalaciones no estarán acabadas, ya que falta por terminar el muelle de Ribera, cuyas obras correspondientes al segundo tramo se adjudicaron en agosto por siete millones de euros y un plazo de ejecución de siete meses, y la explanada posterior de 44 hectáreas de superficie destinada, sobre todo, a depósito de contenedores.

Los módulos que serán entregados hoy son el contradique de 1.013 metros de longitud y el gran brazo de abrigo, de 2.512 metros de extensión y 16 metros de calado, que ha supuesto un coste de 120 millones de euros. Los trabajos de ambas infraestructuras, que comenzaron en octubre de 2011, se han visto afectados por los trámites medioambientales y los parones puntuales a los que obligaron los días de fuerte oleaje, que imposibilitó la operatividad del barco encargado de transportar los cajones de hormigón armado. La obra está dirigida por Javier Mora y Elena Roso y ejecutada por una unión temporal de empresas integradas por Sato, del grupo OHL, especializada en construcciones marítimas, y Fomento, Construcciones y Contratas.

Más noticias
El gas en Tenerife supondría un ahorro de 100 millones anuales
TE PUEDE INTERESAR