sanidad

Tenerife estrena un sistema que en solo dos horas detecta el ébola

El responsable de Bioseguridad del Instituto, Jacob Lorenzo. Andrés Gutiérrez
El responsable de Bioseguridad del Instituto, Jacob Lorenzo. Andrés Gutiérrez

El Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de la Universidad de La Laguna (ULL) estrena hoy un nuevo sistema, pionero a nivel nacional, que permite reducir de forma considerable el tiempo de espera para confirmar un diagnóstico de ébola. Este dispositivo fue instalado en la tarde de ayer en el mencionado centro y comienza a funcionar hoy con motivo de la celebración del segundo simulacro para detectar un caso de la citada enfermedad infecciosa, llevado a cabo por la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

Así lo adelantó ayer a DIARIO DE AVISOS el responsable de Bioseguridad del Instituto, Jacob Lorenzo Morales, quien insistió en las ventajas que este mecanismo aporta para el propio sistema sanitario y para el paciente en cuestión, ya que la confirmación de diagnóstico con una mayor premura permite, a su vez, tratar la enfermedad lo antes posible.

El experto recalcó que esta adquisición se llevó a cabo recientemente a raíz de que el Instituto recibió del Gobierno central una partida de cerca de un millón de euros para la mejora de los equipamientos. A este respecto, Lorenzo Morales hizo hincapié en la labor desarrollada por el propio director del centro, Basilio Valladares, a la hora de lograr los fondos extraordinarios. Asimismo, se congratuló de que finalmente Valladares siga al frente de este centro de investigación.

El nuevo aparato -que recibe el nombre de Filmarray y es de la empresa Biomerieux- para el diagnóstico del ébola solo está en servicio en otro centro sanitario del país, en concreto, en el Instituto Carlos III de Madrid, de tal manera, que Tenerife será la segunda región en contar con uno. No obstante, los hospitales canarios disponen del mismo sistema adaptado en cada una de las islas para detectar otro tipo de patógenos, intestinales y pulmonares, pero no para el caso concreto de ébola. El responsable de Bioseguridad del Instituto insistió en que el principal avance que aporta el nuevo sistema es que permitirá confirmar un diagnóstico en apenas dos horas, mientras que hasta ahora se tardaba 24. De hecho, el protocolo marcado ante la posible presencia de esta enfermedad obligaba a los centros sanitarios canarios a remitir las muestras de sangre de los pacientes hasta la Península, donde se confirmaba o se descartaba en el plazo de un día. Desde hace un año, el propio Instituto ha asumido esa función, pero también con un tiempo de demora de 24 horas.

Más noticias
“La lengua nos sirve para llegar al conocimiento de la verdad y también para complicarla”

Además, este nuevo sistema de diagnóstico puede permitir -si se configura previamente para ello- confirmar otras enfermedades infecciosas, tales como fiebres hemorrágicas de otro tipo, lo que pone de manifiesto el avance para el ámbito sanitario canario.

Lorenzo añadió que a partir de ahora incluso se puede valorar la posibilidad de que las posibles muestras de personas infectadas con ébola procedentes de algunos países africanos se analicen en Tenerife y no en Madrid, como se viene haciendo, debido a la proximidad geográfica.

El científico insistió, por último, en que parte del presupuesto facilitado por el Gobierno central ha ido para adquirir esta maquinaria, pero también se han invertido otras partidas para mejorar distintos equipamientos del centro, con el objetivo de seguir consolidando la labor que realiza este Instituto para la sociedad.

TE PUEDE INTERESAR