el motor

Audi RS 3 Sedán: Fascinante placer de conducir

Audi RS3

Gracias a sus avanzadas suspensiones, al nuevo motor de cinco cilindros y a su diseño renovado, los Audi RS 3 Sedan y RS 3 Sportback se sitúan en lo más alto de su clase. Los detalles específicos RS en el interior y el incomparable sonido del 2.5 TFSI hacen más emocional la experiencia de conducción.

Los motores de cinco cilindros tienen gran tradición en Audi. En los años 80 jugaron un papel decisivo para la marca, tanto en el mundo de la competición como en las carreteras.

“El propulsor de cinco cilindros es un elemento legendario que forma parte del ADN de nuestra compañía”, declara Stephan Winkelmann, Director de Audi Sport GmbH. “Ahora, con 400 CV, ocupará la pole position en todo el mundo, y no sólo con el RS 3 Sportback sino también con el RS 3 Sedan. Los dos modelos ofrecerán a nuestros clientes un acceso muy atractivo a la gama RS”.

Motor

Desde 2010, durante siete años consecutivos el 2.5 TFSI ha sido elegido como “Motor Internacional del Año” dentro de su categoría. Ahora, Audi presenta una nueva versión de esta exitosa mecánica. El motor turbo que anima al nuevo RS 3 Sedan y al renovado RS 3 Sportback es el cinco cilindros de producción en serie más potente que actualmente se puede encontrar en el mercado.

Prestaciones mejoradas: 24 kW (33 CV) más

Con una potencia de 400 CV, el motor experimenta un aumento de 33 CV frente a su predecesor. Su cilindrada de 2.480 cc permanece inalterada, por lo que la potencia específica es ahora de (161,3 CV/l. El par máximo de 480 Nm está disponible a 1.700 rpm, y permanece constante hasta 5.850 rpm.

El motor de cinco cilindros catapulta a los dos modelos de la gama RS 3 hasta lo más alto de su categoría: ambos aceleran de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, lo que supone una mejora de dos décimas de segundo en comparación al antecesor. Bajo pedido, Audi puede aumentar la velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente) hasta los 280 km/h.

Audi RS3

Reducción de peso: 26 kilogramos más ligero

El nuevo motor de cinco cilindros es 26 kg más liviano que su predecesor, lo que conlleva una serie de ventajas en materia de distribución de pesos para los modelos de la saga RS. El peso en vacío (sin conductor) del RS 3 Sportback es de 1.510 kilogramos. Esto significa que cada CV sólo tiene que mover 3,78 kg; el RS 3 Sedan pesa 1.515 kg y su relación peso/potencia es de 3,79 kg/CV.

Entrega de potencia óptima: sistema de inyección dual

El cinco cilindros está diseñado para ofrecer un alto rendimiento. El gran turbocompresor empuja el aire de admisión dentro de las cámaras de combustión con una presión de hasta 1,35 bar. El intercooler, con un 80% de eficiencia, reduce la temperatura para alcanzar la máxima concentración de oxígeno posible. Los árboles de levas de admisión y escape se pueden ajustar según sea necesario. En cuanto al sistema de escape, el Audi valvelift system AVS) cambia la duración del tiempo de apertura de válvula en dos etapas, dependiendo de la carga y la velocidad de giro del motor, para lograr un consumo moderado en cargas parciales y bajas, así como una respuesta espontánea al acelerador a plena carga. Para una mejor formación de la mezcla, el nuevo motor 2.5 TFSI funciona con un sistema de inyección dual, que da la opción de inyectar combustible en el colector de admisión o directamente en la cámara de combustión.

Audi RS3

Único: el sonido de los cinco cilindros

El 2.5 TFSI tiene un intervalo de encendido de 144 grados. Gracias a la secuencia de ignición 1-2-4-5-3, el encendido alterna entre los cilindros adyacentes y los que están más separados. Esto trae consigo un sonido muy especial y caracterísitico. La unidad de control también contribuye indirectamente a lograr ese inconfundible sonido. En las fases de carga alta, las mariposas del sistema de escape se abren para dejar pasar un sonido más pleno.

Mediante el Audi drive select, el conductor puede controlar la apertura y el cierre de estas mariposas individualmente –tanto con el escape RS de serie como con el escape deportivo opcional que integra salidas en color negro. Este último enfatiza aún más el característico sonido de los cinco cilindros.

Transmisión

La caja de cambios S tronic de siete velocidades forma parte de la dotación de serie tanto en el RS 3 Sedan como en el RS 3 Sportback. En esta compacta transmisión de doble embrague, las primeras marchas son especialmente cortas para lograr una respuesta deportiva, mientras la séptima ofrece un largo desarrollo con el fin de reducir el consumo de combustible. Un intercambiador de calor controla la temperatura del aceite de la transmisión. El conductor puede dejar que la transmisión S tronic opere de forma automática o también puede cambiar él mismo, usando tanto el selector como las levas del volante. En el modo automático existen dos programas de uso: uno, situando la palanca en posición D, en cuyo caso el motor optimiza su funcionamiento para un uso diario entre el tráfico; otro, con la palanca en S, un modo especialmente diseñado para lograr una mayor agilidad a regímenes más elevados. Las transiciones entre marchas se llevan a cabo de forma casi imperceptible, en apenas centésimas de segundo.

El sistema Launch Control permite arrancar con la mayor tracción posible. Con su ayuda, el RS 3 exprime todo el potencial de su capacidad de aceleración. Para hacerlo funcionar, debe estar activado el modo deportivo del ESC y el selector del cambio en posición S.

Audi RS3

Distribución variable de la fuerza: la tracción quattro

El sistema quattro de tracción total permanente combina agarre y estabilidad. Su componente central es el embrague multidisco electrohidráulico controlado electrónicamente, que va montado en el eje trasero por cuestiones de reparto de masas.

Este embrague se sirve de un software diseñado específicamente para el RS 3 y es capaz de distribuir el par extremadamente rápido desde el eje delantero hacia el trasero según lo requieran las circunstancias.

En función del estilo de conducción y del coeficiente de fricción, entre el 50 y el 100% de la fuerza disponible se puede enviar directamente al eje trasero. Una bomba con control eléctrico presiona los discos del embrague con una presión máxima de 40 bar. Tan pronto como el agarre en la carretera se reduce o el conductor se vuelve más deportivo en su estilo, el embrague puede dirigir parte de la tracción al eje trasero en plena curva.

Suspensión

La gestión del embrague multidisco está integrada en el Audi drive select. Este sistema de conducción dinámica permite al conductor elegir entre varios modos (confort, auto, dynamic e individual). En el modo dynamic y con el ESC en modo sport, la potencia pasa al eje trasero más rápidamente y en una proporción mayor. Esto hace que el Audi RS 3 sea especialmente ágil entre curvas.

Pero el Audi drive select no sólo afecta a la tracción quattro. También interviene en la respuesta del acelerador, del cambio S tronic, en la asistencia de la dirección y en las mariposas del sistema de escape. Además, integra también el funcionamiento de la suspensión deportiva opcional RS plus con control de amortiguación adaptativo (Audi magnetic ride). Este sistema utiliza un aceite con partículas magnéticas microscópicas que, mediante un campo magnético, modifican el comportamiento de la amortiguación en varias etapas: auto, confort y dynamic. En el último de ellos, permite una respuesta más espontánea para un comportamiento dinámico más ágil. Gracias al Audi magnetic ride, las ruedas apoyan de forma precisa en todo tipo de situaciones, como curvas y frenadas.

Impresionante dinamismo: eje trasero de cuatro brazos y dirección progresiva

El chasis de los dos RS 3 se plantea como un perfecto aliado para su potente motor. El eje posterior emplea una sofisticada estructura de cuatro brazos, que otorga gran precisión y agilidad. La dirección progresiva, con ajustes específicos para los RS, adapta su asistencia de acuerdo a la velocidad del coche y puede modificarse su funcionamiento mediante el sistema Audi drive select.

La cremallera de la dirección está pensada para que la respuesta sea más directa en las curvas. Como resultado, se requiere poco esfuerzo a la hora de conducir el coche en zonas viradas. Al mismo tiempo, la dirección progresiva electromecánica proporciona una gran precisión en toda circunstancia.

La puesta a punto de muelles y amortiguadores es decididamente rígida y la carrocería rebaja su altura en 25 milímetros respecto a un A3. Las llantas de 19 pulgadas son de serie, aunque diferentes según las variantes: en el RS 3 Sedan son las denominadas ‘blade’ de cinco brazos; el RS 3 Sportback monta las llantas ‘rotor’, también de cinco brazos. Ambas están disponibles en color plata Galvano, titanio mate o negro antracita brillante. Los neumáticos de serie son en medida 235/35, los opcionales pasan a equipar 255/30 en el eje delantero.

Tras las grandes llantas se esconde un poderoso equipo de frenos. Los discos delanteros son de acero, ventilados y perforados, y su diámetro es de 370 milímetros. Están preparados para disipar el calor de una forma rápida y eficaz. Las pinzas de ocho pistones con el logo RS están pintadas en color negro –opcional, en rojo–. Como alternativa, Audi ofrece discos delanteros carbocerámicos con pinzas en color gris. En el eje trasero los discos son de acero, tienen un diámetros de 310 milímetros y van acompañados de pinzas flotantes.

Audi RS3

Carrocería

La estructura que da forma al RS 3 hace que resulte extremadamente rígido, resistente en caso de impacto y al mismo tiempo silencioso en carretera. Entre los elementos que reducen el ruido interior figura el parabrisas acústico, que es de serie. Otros tienen que ver con el recubrimiento interior de los pasos de rueda, o con los aislamientos que se utilizan tras los pilares A, el tablero de instrumentos y el maletero. En todos los casos se emplea el mismo material ligero. El peso en vacío (sin conductor) del RS 3 Sportback es de sólo 1.510 kilogramos, que pasan a ser 1.515 kilogramos en el caso del RS 3 Sedan.

Diseño exterior

El carácter deportivo de los RS 3 Sedan y RS 3 Sportback queda patente a primera vista: el frontal, los laterales y la parte trasera cuentan con nuevos y llamativos detalles de diseño.

La parrilla Singleframe está más esculpida que antes, mientras su rejilla interior con trama de nido de abeja, pintada en negro brillante y con efecto tridimensional, se suma al logo quattro en la parte inferior para acentuar el carácter dinámico. El marco en símil aluminio mate también enfatiza la imagen de la calandra. Otro elemento destacable en es el faldón inferior del paragolpes, que se eleva en sus extremos y adopta formas verticales justo a la altura de las entradas de aire, que también tienen trama de nido de abeja en su interior.

Todo esto hace que el frontal parezca más ancho. Las carcasas de los retrovisores en los dos modelos están rematadas en aluminio mate. En el Sportback también se distinguen por sus bordes angulares.

Los faros, con un nuevo diseño, destacan ahora gracias a la forma de su borde inferior y al gráfico lumínico que proyectan. La iluminación LED es de serie; la opcional queda en manos de los precisos faros Matrix LED. Este último sistema consta de 15 diodos en cada faro, que brillan a través de tres reflectores para generar el haz de luz. Basándose en la información registrada en la cámara que hay en el retrovisor interior, la unidad de control enciende, apaga o atenúa en hasta 64 niveles cada diodo en función de la situación. Como resultado, los faros Matrix LED pueden producir varios millones de variaciones en la distribución de la luz.

La vía delantera es 20 milímetros más ancha en los RS 3 Sedan y RS 3 Sportback si se compara con un A3 equipado con llantas de 19 pulgadas. Mide 1.559 milímetros y los pasos de rueda se han ensanchado adecuadamente. En el RS 3 Sedan la distancia entre las ruedas traseras es de 1.528 milímetros, lo que supone una ganancia de 14 mm frente al modelo base.

En la zaga, ambos RS demuestran su poderío con un distintivo difusor con un diseño de barras verticales. El sistema de escape con salidas elípticas lo redondea en sus dos extremos.

Mientras la parte trasera del Sportback está definida por un alerón en la parte final del techo, en el Sedan hace lo propio un pequeño spoiler sobre la tapa del maletero, que mejora el flujo del aire. Un emblema RS 3 en la parrilla y el maletero completan la apariencia dinámica de los dos modelos compactos. Tanto uno como otro están disponibles en ocho colores, incluidos los dos específicos gris Nardo y rojo Montmeló.

Arminda Domínguez, Product Manager, y Fernando Ramírez, Brand Manager de Audi Canarias. | DA

Interior

Líneas distintivas, una ergonomía cuidada y un proceso de fabricación de elevada calidad. El interior de tonos oscuros del compacto deportivo cautiva con una atmósfera de marcado dinamismo. En él, se da la bienvenida al conductor y a los pasajeros con elementos luminosos en las puertas con el logo RS 3 como parte de la dotación de serie.

Los materiales utilizados subrayan el carácter fresco y deportivo del coche, al mismo tiempo que aportan elegancia. Tanto el Sedan como el Sportback vienen de serie con asientos deportivos tapizados en cuero de Nappa fina con una costura de contraste en gris o rojo que llaman especialmente la atención. Como alternativa figuran unos asientos deportivos RS con los contornos bien marcados y los reposacabezas integrados. La tapicería ofrece una trama de diamante en color sobre piel acolchada de cuero negro. También se puede elegir en plata stylish lunar, que contrasta a la perfección con el interior de tonos oscuros. En este tipo de asientos aparece el emblema RS en relieve sobre los respaldos –también en los de serie–. El logo distintivo se encuentra igualmente en el volante deportivo, achatado y aparece tapizado en una combinación de cuero y Alcantara. De serie ofrece botones multifunción para controlar el sistema de infotainment. El selector del cambio, de diseño deportivo, también integra un logotipo RS.

Gráficos al detalle: el Audi virtual cockpit

Todas las pantallas en el RS 3 son claras y fácilmente legibles. El Audi virtual cockpit incluido de serie es una instrumentación totalmente digital, cuyo monitor TFT de 31,2 cm (12,3 pulgadas”) presenta toda la información empleando gráficos altamente detallados.
Existe una pantalla RS que complementa a las dos vistas estándar. Aquí, un cuentarrevoluciones central con numeración digital para la velocidad domina la escena. El conductor puede configurar otras pantallas alrededor, como son las del par (se muestra en Nm), la potencia (se muestra en porcentaje), la presión de los neumáticos (en bar) y las fuerzas G. El cuentavueltas también sirve como indicador de cambio de marcha: si el cambio S tronic está en modo manual, unas luces de color verde, naranja o rojo se activan de forma secuencial según aumentan las revoluciones. Justo antes de que el motor alcance su límite, la escala completa se vuelve roja para avisar al conductor de que ha llegado al régimen máximo.

Infotainment y Audi connect

Al igual que el resto de la familia A3, el RS3 Sedán y Sportback cuentan con todos los avances en materia de infotainment y conectividad comenzando con el MMI Navegación plus con MMI touch de serie.

Los clientes se beneficiarán de la amplia gama de servicios online que provee Audi connect. Aquí se incluyen, entre otros, información de ruta, aparcamientos y tráfico, acceso a Twitter, a la bandeja de entrada del correo electrónico, y también es posible navegar con Google Earth y Google Street View. El conductor puede, además, conocer la información meteorológica y los precios de la gasolina.

Sistemas de asistencia a la conducción y equipamiento

Una amplia selección de asistentes proporciona seguridad y confort. Nuevo en la gama es el asistente de atascos Audi traffic jam assist, que opera junto al control de crucero adaptativo (ACC) con función Stop&Go. El ACC mantiene la distancia con el vehículo que le precede y permite al conductor elegir entre cinco niveles, así como ajustar la aceleración y la dinámica en el sistema de control mediante el Audi drive select. La función Stop&Go del ACC se encarga de frenar al RS 3 hasta la detención completa y le permite iniciar después el movimiento a petición del conductor. En tráfico lento y a velocidades de hasta 65 km/h, el Audi traffic jam assist puede hacerse cargo de la dirección del coche en carreteras que se encuentren en buen estado.

El sistema Audi emergency assist es otra de las innovaciones del RS 3. En situaciones críticas interviene frenando al vehículo hasta la detención completa si detecta que el conductor no responde a las advertencias. Por otra parte, la alerta de tráfico cruzado Audi cross traffic assist rear detecta los coches que se aproximan por detrás cuando se llevan a cabo determinadas maniobras, como la de salir de una plaza de aparcamiento en batería. Si se da el caso y existe peligro, emite una serie de avisos –señales visuales y acústicas, además de una breve intervención en los frenos–. Otros sistemas completan la gama de asistentes y ayudan a la persona que va sentada al volante cuando cambia de carril, cuando se aparca, cuando hay riesgo de colisión frontal contra objetos o peatones y también proporcionan información al conductor sobre las señales de tráfico.

Ya en Canarias

El Audi RS3 Sedan se encuentra disponible desde ya en la Red de Concesionarios oficial de Audi Canarias.

TE PUEDE INTERESAR