internacional

Baja de su coche para salvar a un conejo entre las llamas de California

El joven se mostró muy preocupado pero finalmente salvó al conejo. | TWITTER

Hay héroes que no necesitan capa. Como este joven que le salvó la vida a un conejo que se había adentrado en las llamas de los incendios que asolan california. Lo cierto es que, por muy nimio que parezca, este simple gesto de humanidad ensancha el corazón.

Cuatro incendios descontrolados amenazan el área metropolitana de una de las principales ciudades de Estado Unidos: Los Ángeles. Más de 200 kilómetros cuadrados al Sur de California han sido, desde el lunes y hasta primera hora del jueves, pasto de las llamas.

Los fuegos, apodados como ‘Thomas’, ‘Creek’, ‘Rye’ y ‘Skilball’ amenazan el corazón de la ciudad y lugares emblemáticos como el Museo Getty, o el campus de la Universidad UCLA.

El humo de los incendios puede verse desde el muelle de Santa Mónica, las calles del centro de Los Ángeles y desde las playas de la isla de Santa Catalina.

El jueves, las llamas habían calcinado ya cerca de 20.000 hectáreas y cerca de 200.000 personas habían tenido que ser evacuadas. Las escuelas del distrito de Los Ángeles han suspendido las clases para el resto de la semana y se han tenido que desalojar los hospitales y centros sanitarios más próximos.

Más de 12.000 construcciones están amenazadas por los diversos fuegos y 260.000 hogares ya se habían quedado sin electricidad a primera hora del jueves.

Los vientos cálidos de ‘Santa Ana’, habituales en esta época del año, una orografía complicada unida a la falta de humedad por la creciente sequía que vive California son la peor combinación posible y hacen que las tareas de miles de bomberos sean, de momento, infructuosas.

Los diferentes fuegos avanzan con rapidez calcinando todo lo que encuentran a su paso. El más reciente de ellos, al que han llamado Skirball, comenzó el miércoles de madrugada y amenaza algunas mansiones millonarias en los lujosos barrios de Bell Air y Beverly Hills.

De hecho, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ha comunicado el miércoles que se habían dañado ya al menos once construcciones y que cuatro de ellas han quedado destruidas totalmente. Entre las mansiones afectadas está la del conocido magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch.

Las llamas arrasan con viviendas, coches, bosques, animales y cuanto se cruce en su camino ante la impotencia de las autoridades.
Ante el imparable avance de las llamas, el Departamento de Bomberos de Los Ángeles ha emitido nuevas órdenes de evacuación obligatoria que incluyen la zona del Museo Getty, al oeste de la ciudad y que está en serio riesgo de ser devorado por el fuego.
Con vientos que están alcanzando rachas de 80 kilómetros por hora y con un terreno complicado, las labores de extinción están siendo titánicas.

A última hora del lunes, a unos 100 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, se declaró el primero de los fuegos llamado Thomas; un incendio forestal, de momento el más grave en el condado de Ventura, donde las llamas ya han calcinado más de 26.000 hectáreas y donde se ha declarado el Estado de Emergencia para movilizar todos los recursos posibles.

Las llamas se han propagado con enorme rapidez y han llegado hasta la costa del Pacífico.

2017 está considerado ya el peor año de incendios forestales en California. Sólo en el mes de octubre se produjeron 250 fuegos que acabaron con la vida de 44 personas.

TE PUEDE INTERESAR