El Charco Hondo

Después de después

La sangre altera, de acuerdo; pero, ¿por qué?, ¿cuál es su secreto? Quienes, a diferencia de lo que ocurre en Canarias, sí tienen estaciones, y también invierno, comprueban como el frío se aleja cediendo el protagonismo a temperaturas más cálidas. Las flores estallan en colores, los pájaros se vienen arriba e inician sus litúrgicos cortejos; otros, más laboriosos, se ponen manos a la obra con sus nidos. A las personas, sean buenas o no, se les abre el amplio catálogo de apetitos posibles. Los canarios cantan, las nubes se levantan. Que sí. Que no. Una agitación que no se deja explicar sacude a bichos pequeños, medianos y urbanos. Algo pasa. Hay quienes creen que el misterio de la primavera tiene que ver con su luz (los meses de penumbra los sufren otros, no es nuestro caso). Ay, la primavera. Tan cerca, sí, pero también tremendamente lejos. La luz, potente multiplicador que se cuela en el ánimo y lo manipula. La luz que todo lo llena de melatonina, de hormonas que actúan como relojes tan fisiológicos como circadianos. ¿Por qué?, ¿por qué la primavera la sangre altera? Y, sobre todo, ¿por qué debemos esperar a primavera para que se apruebe el REF económico? Cantan los pajaritos de acá y allá que hace falta algo más de luz para que la sangre entre finalmente en ebullición. Explican los portavoces ministeriales, con el asentimiento de los parlamentarios locales, que si no hay calendario a reconsiderar el fuero de por aquí no verá la luz, ay, la luz, hasta la primavera; bueno, lo que han dicho, siendo precisos, es al menos hasta primavera. Se anunció, a bombo, platillo, corneta y zambomba, que lo tendríamos antes de las uvas, ay, la luz; que no, que el REF no verá la luz hasta bastante después -lo del carácter retroactivo, en fin, tú sabes…-. ¿Después? Cuando pasen las elecciones catalanas, ¿eh?; pero, si debe ser al revés, hay que aprobarlo antes de que Cataluña caiga en que no bastaba con sacar las urnas -las de verdad- a coger aire. Pues no, lo del REF será después, y después habrá elecciones generales; ay, estos disuelven las Cortes y nos lo dejan para después de después.

TE PUEDE INTERESAR