El Tanque

El Tanque vuelve a tener un taxi después de muchos años

Manuel Hernández, propietario y conductor del taxi, junto con el alcalde de El Tanque, Román Martín. DA

Después de muchos años, nadie puede precisar cuántos exactamente, El Tanque vuelve a tener taxi y deja de ser el único municipio en Tenerife que no disponía de este servicio.

El Ayuntamiento inició el procedimiento administrativo para autorizar la primera licencia, y luego licitar y adjudicar el servicio, que está operativo desde hace diez días de lunes a domingo de 07.00 a 19.00 horas mientras que por la noche y festivos es necesario realizar una reserva previa al teléfono 663268674.

De forma paralela se aprobó el reglamento por parte del Pleno de la Corporación, que fija las tarifas, muy similares a la de los municipios aledaños, con una mínima de 3,15 euros, adaptada a la normativa del Cabildo y el Gobierno de Canarias.

Se trata de un vehículo adaptado, de nueve plazas, cuya parada está situada en el casco del municipio, la mejor ubicación dado que allí se concentra la mayor parte de las oficinas y comercios.

El alcalde, Román Martín, asegura que contar con un taxi después de tantos años es un paso importante en materia de movilidad y transporte público. La localidad norteña tiene un microbus, financiado con recursos municipales para realizar trayectos urbanos, y el taxi ayudará a los vecinos que tienen dificultad para trasladarse a localidades limítrofes y mejorará la condiciones de vida de aquellos que viven más alejados del centro.

Licencia municipal

Manuel Hernández, quien trabajó como taxista en Lanzarote y en el Puerto de la Cruz, es su propietario y chófer y la única persona habilitada para conducirlo. Para obtener la licencia municipal tuvo que aprobar un examen, un requisito básico para presentarse a la convocatoria y salir adjudicado. Fue el único candidato.

“Todos los ciudadanos lo ven como algo necesario, aunque al principio cuesta un poco adaptarse”, confiesa. En su caso, también tuvo que prepararse dado que El Tanque es un pueblo complicado por las pendientes que tiene y los barrios están un poco distantes del casco.

En estos primeros días ha realizado un promedio de entre dos y tres viajes diarios, desde las siete de la mañana hasta siete de la tarde, pero si piden el servicio por teléfono, hay una cierta disponibilidad por su parte para trasladarse. El tipo de pasajeros ha variado, desde mayores hasta jóvenes, que han querido probar un servicio que no conocían o quizás, ya no recordaban.

TE PUEDE INTERESAR