cb canarias

El efecto Katsikaris’ no deja de crecer en el Iberostar Tenerife

IBEROSTAR TENERIFE

El Iberostar Tenerife continúa con su metamorfosis de la mano de Fotis Katsikaris. Los aurinegros se impusieron ayer por 90-67 al Neptunas Klaipeda, que se presentó en la Isla como uno de los equipos con mejor ataque de la Champions League. Como sucediera ante el Betis, el Canarias corre, pelea, asiste y mete de tres puntos -ayer llegó al 50% en esta faceta-, por lo que parece que, de un plumazo, los problemas de hace unas semanas han desaparecido.

El Neptunas quería un partido rápido y físico, en el que pudiera correr, recurriendo, como buenos lituanos, al tiro exterior. A la contra eran muy peligrosos, especialmente utilizando la velocidad de Arnas, autor de nueve tantos, en un primer cuarto que se movió con diferencias muy cortas, siempre con alternativas, en un intercambio de canastas que comenzaba a favorecer al Iberostar Tenerife.

Con todo, mientras las piernas le aguantaron, el Neptunas se marchó con ventaja de cuatro puntos (18-22) al cambio de cuarto. Pero sus recursos empezaban a ser más limitados que los de los locales.

Rosco Allen es, posiblemente, el jugador en el que la metamorfosis producida tras la llegada de Katsikaris, resulta más evidente. El estadounidense anota, lanza desde exterior y ayuda en defensa. Al descanso ya había llegado a los 13 puntos y fue uno de los protagonistas de dos minutos decisivos.

Con 37-32 en el electrónico, los aurinegros lograron encontrar su mejor versión, consiguiendo un parcial de 11-6 que dejó sin respuesta a su oponente, superando, no solo en recursos tácticos, sino también en físico. Neptunas no llegaba y el Canarias aprovechó la situación para situarse, por primera vez, diez puntos arriba en el marcador (48-38).

Más noticias
Fotis Katsikaris, nuevo entrenador del Iberostar Tenerife

Ese buen momento canarista tendría continuidad en la segunda parte. Los de Katsikaris volaban sobre la pista y, cuando tenían oportunidad, no perdonaban a su oponente. Tim Abromaitis, con un triple, lanzaba a los suyos 19 puntos arriba (60-41) pero los lituanos iban a resistirse con todo lo que tenían.
Un parcial de 4-15, más que hacer peligrar el triunfo, hizo que Fotis Katsikaris tuviera que apretar a los suyos, que no quisieron relajarse y siguieron moviendo el balón de la misma manera. Fueron 11 los puntos de renta al final del tercer cuarto (67-56) pero las sensaciones a favor de los locales eran mayores que lo que reflejaba el marcador de Los Majuelos.

Otro lanzamiento de tres puntos de Abromaitis acabaría por rendir la defensa del Neptunas (79-58) y el Iberostar Tenerife aprovecharía ese momento para hacerse con el sexto triunfo en competición continental, que lo acerca a su gran objetivo, concluir la fase de grupos en segunda o primera posición.
Por el momento, gracias a la diferencia de puntos, los tinerfeños son primeros, por encima del MHP Riesen alemán.

TE PUEDE INTERESAR