Baloncesto

La primera sinfonía de Fotis Katsikaris

Katsikaris, durante su primer entrenamiento al frente del Iberostar Tenerife. / Sergio Méndez

Era un partido subrayado en el calendario que quedará marcado por lo que pudo haber sido… y será. Esta noche el banquillo visitante debía estar ocupado por un inquilino muy especial al que los aficionados locales tenían muchas ganas de ver. Alejandro Martínez no podrá saludar hoy a su gente, fue destituido hace varias semanas.

A cambio, la providencia le ha brindado a los hinchas aurinegros un nuevo factor de atracción, el debut de Fotis Katsikaris. El griego se estrena hoy con la idea de darle al club la alegría y las sensaciones que le estaba restando Nenad Markovic. Honesto como pocos, el técnico bosnio encontró un camino diferente que le devolverá al Santiago Martín en próximas fechas… tutelando al Gaziantep turco.

Katsikaris quiere que su equipo interprete hoy su primera sinfonía. El técnico heleno, que ya ha pedido la llegada de un francotirador especializado a la plantilla, quiere abrir su particular ventana tras el parón por los partidos de clasificación.

Katsikaris se estrena ante un colista que no conoce la derrota, que se ha reforzado con la llegada del balcánico Zagorac desde la NBA y donde no estará el otro ex aurinegro que sobrevivía en el plantel, Saúl Blanco. Sí estará entre los locales el base Ferrán Bassas tras recuperarse de su lesión de rodilla mientras que Javier Beirán tiene muy complicado llegar en buenas condiciones al banquillo.

Sin haberse cumplido una semana desde su llegada a la Isla, y sin haber entrado todavía en acción, Katsikaris reconoció ayer en su comparecencia ante los medios de comunicación su satisfacción por lo que ha visto durante estos entrenamientos. “Estoy muy contento con el trabajo que hemos hecho hasta ahora y, cada día, estamos mejorando y haciendo que los jugadores entiendan lo que buscamos tanto en defensa como en ataque, sobre todo delante donde hemos hecho cambios para potenciar su talento”, dijo el entrenador griego.

Más noticias
Katsikaris, un maestro defensivo para recuperar sensaciones

Es el momento de darle la vuelta a un equipo que hoy homenajeará a su ciudad en el décimo octavo aniversario del nombramiento de La Laguna como Patrimonio Mundial por parte de la Unesco. Con la torre de la Concepción en el pecho, los aurinegros, que serán morados esta tarde, afrontarán un compromiso que debe servirles de punto de inflexión y en el que Katsikaris avisó ayer que no habrá espacio para la relajación.

“Debemos jugar con mucha seriedad y concentrados durante los 40 minutos, no tenemos derecho a relajarnos porque sabemos que cualquier equipo de esta competición te castiga si lo hacemos y el Betis tiene mejor plantilla de lo que dice la clasificación”, señaló a modo de alarma un Katsisaris que quiere un equipo “todoterreno” con el propósito de adaptarse “a cualquier tipo de partidos”. “He disfrutado de los entrenamientos y ahora espero disfrutar en los partidos que es lo más importante”, concluyó el nuevo técnico.

TE PUEDE INTERESAR