CASO GRÚAS: PROBLEMAS EN LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

La seguridad del depósito donde se guardan pruebas del caso Grúas, bajo mínimos

Un incendio causó daños a cinco vehículos y parte de la valla está tirada en el sitio en que se investiga si hubo saqueo de piezas en los coches

DEPÓSITO PRUEBAS CASO GRUAS
Las llamas causaron daños a cinco vehículos el pasado 29 de octubre. FRAN PALLERO

La seguridad del depósito municipal donde se guardan pruebas del caso Grúas está bajo mínimos y el Ayuntamiento de La Laguna, responsable de la misma, no parece dispuesto a ponerle remedio. Allí se guardan pruebas del presunto saqueo de piezas en vehículos retirados por las grúas municipales, un procedimiento en el que se encuentran imputados los siete empresarios que controlaban la empresa por aquel entonces, cinco de los cuales han reconocido en sede judicial algún tipo de vínculo personal con el entonces alcalde y hoy presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo.

Respecto a la inseguridad del depósito municipal existente en la calle Espinero, tres nuevos datos lo demuestran. Por un lado, está el incendio que el pasado 29 de octubre afectó a dichas instalaciones, por el cual resultaron dañados un total de cinco vehículos, tal y como se recoge en un informe suscrito por la directora de Seguridad Ciudadana de la Corporación lagunera, Rosario Hernández, al que tuvo acceso DIARIO DE AVISOS.

Otro informe, también en poder de este periódico, sobre dicho incendio, realizado por la Policía Local de Aguere, incluye los otros dos datos que hacen temer por la seguridad de los bienes allí depositados. Explican los agentes municipales que prestaron servicio el día del incendio que “parte del vallado se encuentra tirado por lo que es fácil acceder [al interior]”, así como que “además se encuentran varios vehículos con cristales rotos, al parecer por robos anteriores a dicha intervención”. Al menos, se hay constancia de que “dicha instalación dispone de cámaras que están grabando”, una mejora de cuando se produjo el presunto saqueo de piezas en los coches de los vecinos a los que las grúas laguneras le habían retirado el vehículo de la vía pública. Sobre las causas del incendio, habrá que estar a la espera de las periciales realizadas por miembros del Cuerpo Nacional de Policía, de cuyos resultados no se tiene constancia. Sí se conoce, por las cámaras de seguridad, que el fuego se inició en el exterior del recinto, concretamente por la parte que da al camino de San Lázaro, donde al parecer se acumula la maleza en una situación de abandono tal que posibilitó que las llamas pasaran al interior y causaran daños considerables a cinco vehículos allí custodiados por el Ayuntamiento.

Lo peor es que, desde el Área de Seguridad Ciudadana municipal, se anuncia en un escrito al juzgado de que “esta Administración no se encuentra en condiciones de garantizar la integridad de los vehículos depositados en las citadas instalaciones”. Para justificar tal dejación de funciones, el Ayuntamiento lagunero se queja al juzgado que instruye el presunto saqueo de piezas que la instrucción se prolonga desde hace cinco años.