medio ambiente

El Norte contará con dos nuevas depuradoras en cuatro años

La depuradora de Valle de Guerra tiene tecnología de última generación, como la que se quiere implantar en el Puerto de la Cruz. Sergio Méndez

En un horizonte de cuatro años el Norte de Tenerife tendrá dos nuevas depuradoras, una que estará ubicada en la Isla Baja y otra entre los municipios de San Juan de la Rambla y La Guancha. Ambas tienen financiación del Cabildo de Tenerife al 100%. De hecho, el proyecto de la última infraestructura conlleva una inversión de 58.000 euros que ya están contemplados en el presupuesto insular de 2018.

El consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, subraya que estas instalaciones resultan fundamental para mejorar la situación actual de la Isla en el tratamiento de aguas negras.

No obstante, no son las únicas planificadas. En Buenavista del Norte, que también abastecerá a Los Silos y Garachico, los técnicos del Cabildo de Tenerife estudian nuevas alternativas para su ubicación tras la polémica ciudadana suscitada con construirla en el barrio de Las Canteras, tal y como se contempla en el plan hidrológico.

Los vecinos plantearon que se construya al menos a dos kilómetros de los núcleos poblacionales de Los Silos y Buenavista para evitar que afecte a más de 5.000 habitantes.

Por esta razón, el Cabildo abrirá un proceso de participación ciudadana a través de la plataforma Hey Tenerife para concretar cuanto antes su localización definitiva.

Los recursos para los otros dos proyectos provendrán del ámbito estatal y por lo tanto su ejecución será a medio y largo plazo, aclara Martínez. Se trata de la ampliación de la EDAR del Puerto de la Cruz, también con carácter comarcal porque abastece a La Orotava y Los Realejos.

La intención es declararla como obra pública de interés general. Los trabajos consistirán en ampliar su capacidad actual y dotarla de tecnología de última generación, como la de Valle de Guerra, en La Laguna.

Más noticias
“La situación del agua en la isla de Tenerife no es crítica, pero sí preocupante”

“Este proyecto es el que más verde está”, puntualiza el consejero. En cualquier caso, la instalación contemplada en La Victoria de Acentejo, al límite con Santa Úrsula, también se encuentra en fase de redacción. En este caso, se incluirá en el convenio con el Gobierno central y la empresa pública Acuaes.

En este caso, Manuel Martínez explica que los municipios de Acentejo, tienen muy poca red de saneamiento y por lo tanto es necesario que aumenten la capacidad de redes de alcantarillado. “Si construimos el corazón y las arterias pero no se llega a la sangre, de nada sirve y por eso los planes de cooperación tienen que ir a solventar esta carencia”, declara.