SOCIEDAD

Nueva ofensiva de Tenerife para recuperar la momia de Madrid

Momia de un poblador de las Islas en el período previo a la Conquista que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid. DA

Después de cuarenta años, el Cabildo de Tenerife no cesa en su empeño de recuperar la momia guanche que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional. Ahora, lo sucedido esta misma semana con el conocido como tesoro de Sijena, abre una nueva posibilidad en la ofensiva insular. De hecho, los servicios jurídicos del ente Museos de Tenerife van a analizar todo lo acontecido y la decisión judicial que obliga a la devolución de piezas procedentes del pueblo de Sijena (en Huesca) por parte del Museo de Lleida.

Así lo confirmó a DIARIO DE AVISOS la consejera de Museos del Cabildo de Tenerife, Amaya Conde, quien señaló que, a partir del próximo mes de enero, los servicios jurídicos de la entidad van a analizar al detalle las sentencias judiciales para ver la posibilidad de que pueda servir como precedente para que Tenerife recupere la citada momia guanche que se halla en la capital de España.

Aunque la situación de en ambos casos no es similar, lo cierto es que esta decisión de los tribunales puede suponer una nueva oportunidad para que Tenerife logre que la mencionada momia, que fue encontrada en el barranco de Erques en el siglo XVIII, retorne a su lugar de origen, como así ha sucedido ya con otros restos funerarios aborígenes. Conde recalcó que, aunque hay otras piezas tinerfeñas en diferentes países, lo cierto es que la importancia de la citada momia recae en su excelente estado de conservación. Esta es la causa de que recuperar estos restos sean una de las prioridades para el ente museístico.

Momia de un poblador de las Islas en el período previo a la Conquista que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid. DA

Pese a la existencia de este posible precedente jurídico, la consejera se mostró realista y confesó que las circunstancias de ambos casos son bastantes diferentes, lo que, aseguró, dificulta, esta vía de negociación. Esto se debe a que los restos tinerfeños fueron regalados al rey Carlos III en el siglo XVIII, momento en el que no existía ninguna legislación referente al patrimonio. Ahora, esta pieza, que se expone en el Museo Nacional de Arqueología, pertenece al patrimonio nacional y el Ministerio de Cultura se niega, desde hace años, a devolverla a su lugar de origen. Por contra, Conde precisó que el caso de Sijena data de los años 80 y 90 del pasado siglo, cuando ya había leyes en esta materia. La responsable insular recordó que hace un año el Cabildo solicitó al Ministerio en préstamo la citada momia (a cambio de otra), para la exposición que se inaugurará el día 20, petición por la que aún no ha recibido respuesta.

El director del Museo Arqueológico de Tenerife, Conrado Rodríguez, insistió en que este tipo de asuntos no deberían llegar a los tribunales, sino que se deberían solventar mediante acuerdos entre instituciones, como ya ha ocurrido, a la par que se mostró optimista tras lo ocurrido en Sijena. Recordó que esta demanda data de los años 70 y que, hasta ahora, el Gobierno central solo ha puesto obstáculos basándose en posibles daños a los restos. No obstante, Rodríguez afirmó que la conservación de esta pieza está totalmente garantizada en la Isla.

La Isla recupera de forma indefinida 3 piezas de la Complutense

Distintos convenios y acuerdos de Museos de Tenerife con instituciones españolas y extranjeras han permitido que la Isla recupere en los últimos años un total de cinco momias guanches. Precisamente, en este último año un nuevo acuerdo con la Universidad Complutense de Madrid otorga la cesión indefinida de tres piezas al Cabildo tinerfeño, después de que estuvieran en la Isla desde 2011 en forma de préstamo temporal, explicó el director del ente tinerfeño, Conrado Rodríguez. Esto supone poder recuperar algunas de las piezas que salieron en su momento de Canarias por distintos motivos. A estas últimas tres momias se suman otras dos, procedentes de Argentina, que ya se hallaban en el territorio insular desde 2003.