Caso grúas - La laguna

Podemos cree que Clavijo incumple sus propias normas de buen gobierno

Santana expresa sus sospechas de que el presidente ha intentado frenar la aprobación de la ley que regula el estatuto de las personas que ocupan cargos públicos para evitar dimitir por el caso Grúas

Noemí Santana (Podemos) | Foto: Andrés Gutiérrez
Noemí Santana (Podemos) | Foto: Andrés Gutiérrez

Noemí Santana puso ayer en un aprieto a Fernando Clavijo. “Estoy aguantando”, llegó a decir el presidente en alusión a los “ataques” a su persona, que, a su entender, se han intensificado con el caso Grúas. En la sesión parlamentaria de control, la portavoz de Podemos lo animó a cumplir los principios que inspiran la ley reguladora del estatuto de los cargos públicos y del buen gobierno y, en consecuencia, dimita por las derivadas de esa causa, que se retrotrae a la época en la que Clavijo estaba en el Ayuntamiento de La Laguna, primero como concejal de área y, después, en calidad de alcalde del tercer municipio del Archipiélago.

A la pregunta de si pensaba tramitar el proyecto en esta legislatura, tras romper con el PSOE en diciembre de 2016, el jefe del Ejecutivo anunció que irá a la reunión del 27 de diciembre, la víspera del Día de los Inocentes. Ante tal profusión de detalles, Clavijo mostró su “asombro” por el hecho de que Santana conociera el contenido de “una ley que aún no se ha aprobado”. Lo más probable es que la información no se la proporcionaran los servicios de inteligencia, sino que accediera a ella a través del portal de transparencia de propio Gobierno regional. En la dirección gobcan.es/transparencia hay un epígrafe precisamente sobre Información de los anteproyectos de ley y proyectos de reglamento. En el bloque que lleva por nombre Normativa existe al menos una versión del 29 de junio de 2017 sobre el “anteproyecto de ley reguladora del estatuto de las personas que ocupan cargos públicos”. De ahí lo habrá sacado.

De cualquier manera, Noemí Santana aseveró que “todo indica que el Ejecutivo no tiene intención de aprobar el Estatuto de los altos cargos y buen gobierno, pues “se vería obligado a dimitir como presidente si se demuestra que usted actuó de forma cuando menos dudosa cuando era alcalde de La Laguna con el caso Grúas”. Eso fue antes de que Clavijo revelara la fecha.

“Nos preocupa que vayan a meter esta ley en una gaveta de forma indefinida y por eso la pregunta es clara: ¿tienen alguna intención de sacar adelante esta ley llevándose por delante toda la forma de hacer política de su partido basada en el enchufismo y el clientelismo? ¿Sí o no?”. Recibió una escueta respuesta: “Sí”.

La secretaria general de Podemos en la comunidad autónoma evocó que el Estatuto de altos cargos y buen gobierno se presentó en 2016, “en lo que vendían como un refuerzo de la apuesta de su Ejecutivo por la transparencia e incrementar la confianza de la ciudadanía en sus instituciones”. Pero, espetó, “lo realmente curioso es que su actuación es totalmente contraria a lo que se recoge en la ley”, pues “día sí y día también nos desayunamos con noticias en los medios de comunicación que dejan claro que de buen gobierno, el suyo, tiene más bien poco”.

Santana ilustró su alegato con una retahíla de ejemplos, como la “falta total de transparencia en la publicidad destinada a los medios de comunicación, los nombramientos a dedo de asesores que apenas reúnen los requisitos para el puesto o los nombramientos de altos cargos, algunos incluso en contra de la ley de incompatibilidades”. Y remató con esta estocada dialéctica: “Están haciendo del Gobierno de Canarias una agencia de colocación de los restos de Coalición Canaria, como lo demuestra que no hay militante de este partido en Gran Canaria sin un puesto de trabajo asegurado”.

Fernando Clavijo (CC), durante un Pleno del Parlamento de Canarias | Foto: Andrés Gutiérrez

En su defensa, Clavijo arremetió contra las “denuncias falsas” y retó a los representantes políticos que lo señalan con el dedo a que asuman su responsabilidad y “pidan perdón” si no se prueban las acusaciones. “La falta de respeto y la agresividad verbal generan mucha más desconfianza en la ciudadanía”, sentenció Clavijo.

El mandatario justificó la demora en que se ha pretendido hacer “un buen texto” y “ampliamente consensuado”, no para que sea “utilizado contra nadie”. Previamente, a la entrada, Fernando Clavijo comentó que la circunstancia de que la Fiscalía haya instado a la juez de La Laguna encargada del caso Grúas a concretar los indicios de delitos por los que podría ser investigado supone que “no aprecian absolutamente nada”.