sur

San Miguel y Guía de Isora logran fondos para sus proyectos costeros

Imagen del paseo costero de Punta Blanca, en Guía de Isora, cuyas dos primeras fases ya han sido terminadas. DA

Dos proyectos en el sur de Tenerife serán los únicos de la Isla que se beneficiarán del convenio firmado ayer por la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asian, y el consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, para obras turísticas en el litoral de las Islas y que supondrán una inversión global de ocho millones de euros para un total de 13 obras.

El primero de ellos será el desarrollo del paseo costero de Amarilla Golf, en el municipio de San Miguel de Abona, cuyo proyecto básico ya ha sido aprobado y ahora se redacta el de ejecución para poder sacar adelante una obra presupuestada en tres millones de euros y que permitirá rehabilitar el litoral de esta zona turística.

El alcalde, Arturo González, mostró ayer su satisfacción a este periódico por la inversión acordada entre los Gobiernos central y canario. “Nos parece justo porque lo venimos reclamando desde hace tiempo. Siempre hemos dicho que, junto a la solución a los problemas de tráfico en la zona de Las Chafiras, la apuesta por la costa para atraer turismo de calidad es una prioridad para este ayuntamiento”.
El regidor confía ahora en que la Dirección General de Costas autorice, por fin, las obras de mejora del entorno de la playa de El Salvador, una vieja demanda del municipio. “Ya que no tenemos playas, al menos tendremos paseos”, bromeó.

A esta noticia se une la aprobación esta semana del Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad de Costa San Miguel, que permitirá actuaciones urbanísticas en espacios públicos y privados para adaptarlos a los nuevos requerimientos de las demandas, conforme indica la ley. El otro proyecto que obtendrá financiación tras el acuerdo entre los Gobiernos central y canario será el paseo costero de Punta Blanca, entre Varadero y Alcalá, en el municipio de Guía de Isora, un espacio del que ya disfrutan vecinos y turistas a lo largo de sus más de dos kilómetros de longitud, y que ha dejado de ser un lugar prácticamente intransitable para convertirse en un espacio acorde con el valor de su entorno natural.

Más noticias
Alba González Abilgaard, una isorana que aspira a ser la mejor modelo

La última fase se inauguró a finales de abril tras los trabajos de desbroce, limpieza y nivelación de terreno en los tramos más abruptos, así como la repavimentación con asfalto adaptado al entorno.
Para el concejal de Urbanismo, José Miguel Mesa, “se trata de un paso más hacia la consecución de un proyecto en el que el equipo de gobierno municipal lleva años trabajando”. El edil subrayó que con las fases 3, 4 y 5 “esperamos sumar una nueva playa a la costa isorana y habilitar algunas zonas de paseo para las importantes competiciones deportivas que allí se celebran”.

Por último, respecto al tramo del paseo que falta por rehabilitar para conectarlo con La Jaquita, recalcó que el Ayuntamiento “sigue planteando alternativas para llegar a acuerdos con los propietarios y conseguir los permisos necesarios del Ministerio”.

TE PUEDE INTERESAR