santa cruz

Vecinos de El Toscal amenazan con ir al juzgado si se modifica el Plan Especial

La rehabilitación del barrio de El Toscal ha quedado a la espera de que los trámites administrativos, que se han eternizado, concluyan definitivamente. F. P.
El deterioro que sufre el barrio de El Toscal hace que cualquier retraso en su planeamiento sea visto como un auténtico desastre. FRAN PALLERO

La Asociación Tribulaciones de El Toscal está dispuesta a llegar a dónde sea necesario para proteger lo que, a su juicio, es un documento aprobado definitivamente, y sobre el que cualquier modificación podría ser constitutiva de un delito. Se refiere este colectivo al Plan Especial de El Toscal. Ayer, el representante legal de este colectivo vecinal, José Antonio Ramos, en rueda de prensa, expresó el malestar vecinal por lo que considera un retraso deliberado de la entrada en vigor del planeamiento del barrio toscalero al retrotraer el documento a su aprobación inicial. Ramos hizo referencia así al acuerdo del Pleno del pasado mes de septiembre en el que se acordó, para evitar la posible anulación del plan, subsanar los reparos del Cabildo, responder las alegaciones y volver a sacarlo a información pública a la vez que pedir de nuevo los informes sectoriales correspondientes. “No compartimos lo aprobado por el Pleno porque entendemos que, con subsanar los reparos, hacer el texto refundido, contestar las alegaciones y sacarlo a información pública era suficiente”, explicó Ramos. “Volver a pedir todos los informes sectoriales que ya estaban en el plan es un retraso deliberado que no se explica más que con fines especulativos”. El representante vecinal avanzó que, “no vamos a permitir que se hagan cambios sustanciales en el Plan que desactiven el consenso alcanzado con los vecinos”. Insistió Ramos en que, “hay una acuerdo plenario con la aprobación definitiva del Plan en 2015, cualquier cambio que lo modifique lo denunciaremos en el juzgado”.

Según Ramos, lo aprobado por el Pleno en septiembre pasado supone, de manera encubierta, volver a tramitar todo el Plan Especial. Detallan estos vecinos que esto tiene dos graves consecuencias para el barrio. La primera es que “se genera una mayor inseguridad jurídica” ya que Ramos afirma que, “en la práctica han anulado el Plan que fue aprobado definitivamente en 2015”. La segunda, advierte Ramos, es que al abrir de nuevo la tramitación a los informes sectoriales, “sí que se da la posibilidad de introducir cambios sustanciales”. La asociación considera que subsanar los reparos impuesto por el Cabildo no suponían un cambio sustancial, algo que sí avalaba el informe de la secretaria de la Gerencia Municipal de Urbanismo y que, en última instancia, obligó a retrotraer el Plan a su aprobación inicial. “Entendemos que solo intereses especulativos pueden estar detrás de una decisión tan lesiva para el patrimonio de todos”, afirmó Ramos.
Desde la Gerencia Municipal de Urbanismo, su concejal delegado, Carlos Tarife (PP), intentaba ayer tranquilizar a los vecinos. Tarife, que espera poder reunirse con la asociación la próxima semana, detalló que confía en que a mediados de este mes, el documento salga a exposición pública.
El concejal entiende la desconfianza de los vecinos por la demora para sacar adelante este planeamiento pero insistió en que, “no se va a modificar más allá de los reparos del Cabildo”. “El plan que va a salir a exposición pública es el pactado con ellos”, insistió el edil. En todo caso, los cambios que se puedan producir tras la aprobación del Plan, “serán para mejorarlo y siempre de la mano de los vecinos”, añadió Tarife.

Más noticias
Nexos: una nueva moneda para Tenerife
TE PUEDE INTERESAR