política

“Vemos posible que haya un acuerdo parlamentario para la reforma electoral en breve plazo de tiempo”

Víctor Mujica. | FRAN PALLERO

El foro ciudadano Demócratas para el Cambio (DPC) mantiene la convicción de que la reforma del sistema electoral canario se puede llevar a cabo con “un doble acuerdo simultáneo”, en el Parlamento canario, mediante una ley electoral autonómica, y en las Cortes, con la modificación del Estatuto de Autonomía, tras constatar el compromiso de todos los grupos parlamentarios en Canarias para mejorar la representatividad de la Cámara legislativa en las elecciones de 2019. “Ambas vías no son excluyentes”, afirma el portavoz de DPC, Vicente Mujica, quien tiene la “percepción” de que “es posible un acuerdo en breve” entre los diputados canarios con el fin de que se corrija la infrarrepresentación de las islas más pobladas (con el sistema actual, el 83% de la población elige solo la mitad de los escaños, y el 17% de los habitantes la otra mitad; lo cual permite que el tercer partido más votado, CC, sea el primero en número de parlamentarios).

-¿Cómo valora DPC el avance de los trabajos de la ponencia?

“Ha costado lograr posiciones comunes, pero creemos que en conjunto el recorrido hasta ahora, y de manera más evidente, desde la última sesión de la Ponencia, del 9 de octubre, es positivo. Y lo es porque el objetivo principal, que es tener una nueva norma electoral vigente antes de la convocatoria de elecciones autonómicas de 2019, se ha asumido como compromiso confirmado por todos los grupos parlamentarios sin excepción. Tenemos la percepción de un acuerdo posible en breve plazo de tiempo”.

-El último paso hasta ahora es aumentar el tamaño del Parlamento para corregir la desproporción actual entre representación y población, y se han expuesto tres opciones. ¿Qué le parecen?

“Las tres opciones, en definitiva, buscan mejorar las condiciones de las poblaciones que actualmente tienen la más baja representación política dentro del Archipiélago y también en términos comparativos con el resto de comunidades autónomas. Hay tres formulaciones: la asignación directa del incremento de diputados que finalmente se concrete a las poblaciones infrarrepresentadas, esto es, a Tenerife y Gran Canaria; la asignación de esos diputados a una circunscripción autonómica, que causaría un efecto similar en esas dos islas por ser las de mayor demografía; y, por último, la asignación a un colegio de restos autonómico de esos diputados, lo que, igualmente, vendría a mejorar la representación de esas dos circunscripciones con mayor número de habitantes. Las tres son válidas para afrontar el déficit de representación de tinerfeños y grancanarios”.

-Ustedes propusieron a la Comisión de Estudio la opción del Colegio de Restos Autonómico. ¿Creen que puede ser la fórmula de consenso?

“Los condicionantes previos acordados por la Ponencia de no detraer diputados a ninguna de las islas y dar uno más a Fuerteventura reduce la capacidad de mejora de la proporcionalidad a 9 diputados (pues el actual Estatuto permite llegar a 70 escaños). Si además de conseguir mejorar la proporcionalidad en las poblaciones de las circunscripciones infrarrepresentadas de Tenerife y Gran Canaria, este efecto puede lograrse sin una acción que surja de la mera decisión política, sino por aplicación objetiva de un método que consiga restablecer de manera natural esa corrección de la proporcionalidad, nos parece que es una propuesta de gran valor y que puede concitar el acuerdo. No va contra nadie, sino a favor del conjunto. Además, hay que tener en cuenta otras relevantes consideraciones de tipo ideológico o conceptual. Es decir, el colegio de restos autonómico viene a promover el espíritu de representación global del pueblo canario, como pretende la lista o circunscripción autonómica. En este sentido, es una fórmula superadora del sistema actual. Trata de evitar la fragmentación del sufragio del cuerpo electoral canario que se producía hasta ahora con la exclusiva votación insular. La formulación del colegio de restos autonómico viene a equilibrar la importante representación territorial ya existente, con un sistema mixto que será un paso adelante respecto a la petrificada visión de la concepción meramente insular de nuestra comunidad autónoma, que dura ya 35 años. Por añadidura, el colegio de restos tiene menor complejidad técnica que la circunscripción autonómica, pues su formulación no requiere crear listas previas, ni doble urna, ni dos papeletas diferentes. Para el elector nada cambiará: el día de las elecciones autonómicas seguirá votando con una única papeleta, como siempre”.

Más noticias
El PSOE de Torres se abstendrá en el pleno sobre el cese de Negrín, como quería CC

-¿De qué manera cree usted que pueden combinarse los dos ámbitos de decisión, Cortes y Parlamento canario, para que el nuevo sistema electoral esté en vigor en las elecciones de 2019?

“Desde hace mucho tiempo, mucho antes de constituirse la Comisión de Estudio para el Sistema Electoral, dijimos, e intentamos transmitir a la sociedad y los partidos, que el Parlamento canario debiera asumir esta tarea reformista como si de un proceso constituyente se tratara. Es decir, este es un asunto pendiente de resolver desde 1982, y prueba de ello es que aún pende de una disposición transitoria estatutaria. Dicho de otro modo: el Parlamento tiene pendiente su desarrollo por ley. Por eso hemos apelado a la responsabilidad de todos para no plantear esta cuestión como una confrontación en la que se enarbolen las mayorías necesarias para un acuerdo, sino que, con lealtad, todos -incluidos expertos y sociedad civil- aportaran su visión para mejorar este elemento central de la democracia canaria. Por tanto, desde ese punto de vista, reunidos los grupos parlamentarios en nuestra cámara legislativa y con esa premisa, no debiera plantearse ningún problema para alcanzar un doble acuerdo que permita tener lista la ley canaria correspondiente antes de 2019 y, simultáneamente, un conjunto de previsiones que se plasmen en el nuevo Estatuto de Autonomía, que permitan -si así se acordara- ulteriores avances en otros aspectos de la reforma que no podrían tener una inmediata cabida jurídica solo con una ley canaria ajustada a los límites del actual Estatuto”.

-¿Cree usted que algunos de los preacuerdos alcanzados aún están sujetos a cambios, como la bajada de barrera regional al 5%, en el sentido de que pueda ser una rebaja mayor?

Más noticias
El PSOE se pliega a CC y facilita que el Pleno debata cesar a Negrín, pero sin designar a un sustituto

“Creemos que ese porcentaje sigue siendo alto. Pensamos que es conveniente reducirlo, y nuestra percepción es la de que habrá entendimiento para su reducción hasta el 3%, cosa que, por otro lado, es lo que ya se encuentra recogido en el texto estatutario remitido al Congreso de los Diputados y, aspecto, por cierto, que no ha recibido enmienda en sentido contrario por ninguno de los grupos políticos. Hacemos una lectura de acuerdo tácito del conjunto al respecto”.

-La situación política nacional, en el caso de adelantarse elecciones generales por Cataluña, ¿podría influir en este asunto?

“No es solo por esto que menciona. La circunstancia política que hay que valorar es la de la correlación de fuerzas en el Congreso de los Diputados, que, como sabemos, hace que el actual Gobierno no cuente con mayoría estable. El presidente del Ejecutivo central, en el uso de sus atribuciones, y si lo considerara oportuno, podría decidir que acabara la legislatura antes de lo previsto y convocar elecciones generales. Si esto fuera así, los grupos parlamentarios en Canarias no podrían cumplir con el compromiso adquirido ante la ciudadanía canaria de tener lista una nueva norma electoral antes de 2019. Por eso insistimos en un acuerdo simultáneo multinivel: para una inmediata ley electoral canaria aquí y para un nuevo Estatuto de Autonomía con previsiones para el sistema electoral canario en Madrid. Consideramos que las dos vías no son excluyentes, sino complementarias”.

-¿Cómo se plasmaría la mejora de la representación de las islas ahora infrarrepresentadas con el colegio de restos?

“Me permito invitar a sus lectores a que, si quieren profundizar en los detalles de esta propuesta, la consulten en la página web de Demócratas para el Cambio. El colegio de restos se añade a la distribución de escaños ya conocida hasta ahora (con la diferencia de que Fuerteventura tendrá un diputado más que en la actualidad, según los acuerdos de la Ponencia). En un primer paso de la asignación de escaños, estos se ocuparán por los diputados como hasta ahora (aunque serán 61 en lugar de 60, por el aumento de Fuerteventura). En un segundo paso, el incremento de diputados que finalmente fije la ponencia parlamentaria en Canarias se asignará allí donde cada partido haya obtenido el mayor número de votos. Pero lo importante es que cada partido va a acumular los votos obtenidos y sumados en todas las islas (lo que le da carácter autonómico o global). Esos votos obtenidos en todas las islas son los que quedan (los restos) después de haber asignado los primeros 61 escaños. Su efecto beneficioso para mejorar la representación de las poblaciones infrarrepresentadas se obtiene, por tanto, de forma natural: donde más población haya y, por tanto, más votos reciba cada partido, más diputados se asignarán”.

TE PUEDE INTERESAR