vilaflor

Vilaflor lleva más de ocho meses sin lluvias y mantiene las restricciones de agua

Una calle de Vilaflor, con el cielo despejado ayer al mediodía. DA

Vilaflor de Chasna, el pueblo más alto de Canarias, lleva más de ocho meses -desde marzo- sin recibir la nieve o la lluvia que llene sus acuíferos. Ni siquiera el fin de semana pasado, cuando llovió en buena parte de la Isla, Vilaflor pudo recibir esa agua que tanto necesita para sus habitantes y para sus cultivos.

Agustina Beltrán (PSOE), su alcaldesa, recuerda que “hace dos fines de semana estábamos preparados para recibir una buena lluvia, tras las alertas del Gobierno, pero ni entonces ni este último fin de semana cayó una gota en Vilaflor”.

Las consecuencias de esta pertinaz sequía la están pagando los vecinos de Vilaflor, que mantienen la restricciones al consumo desde las once de la noche a las seis de la mañana, viéndose obligado el Ayuntamiento a comprar agua y pagar el transporte de las cubas -algo denunciado por Sí se puede ante la Fiscalía-, lo que Agustina Beltrán considera como “una urgencia”. La alcaldesa recuerda que “esto no es nuevo, porque siempre se ha comprado agua a Canaragua y Balten para La Escalona, Jama y Trevejos, que no disponen de agua”. “Para nosotros, al estar a 1.500 metros, es inviable recibir agua desalada”.

Beltrán anuncia que la solución podría estar en nuevas perforaciones en la galería de El Pinalito, “que ahora se está limpiado”, y cambiar la red de abastecimiento para evitar la fugas, algo que ya se recoge con el dinero del Plan Municipal de Cooperación. “Si tenemos que sacar al Hermano Pedro, lo sacaremos, pero lo importante es que llueva”, finaliza la alcaldesa.

Más noticias
Canarias no llega ni al 25% de lo normal en lluvias desde el 1 de octubre
TE PUEDE INTERESAR