Puerto de la Cruz

Diario de una gran luchadora

Lucía Pérez Rodríguez tiene 13 años, vive en el Puerto de la Cruz, y ha creado un perfil en instagram para contar su día a día con Crohn, una enfermedad que le detectaron hace cuatro años y poder así ayudar a otros niños

San Telmo es el lugar preferido de Lucía en el Puerto de la Cruz, donde se baña todos los veranos con su hermana y sus amigos. Sergio Méndez

“Hola, soy Lucía y tengo 13 años. Hace cuatro mi vida dio un giro de 180 grados cuando me diagnosticaron Síndrome de Crohn”. Así se presenta Lucía Pérez Rodríguez en la red social instagram, donde con la colaboración de su madre, Lorena, creó el perfil @midiariodelcrohn para contar día a día cómo lleva la enfermedad después de superar años muy difíciles.

Lucía vive en el Puerto de la Cruz y quiere ayudar a otros niños y niñas que también padecen Crohn, un proceso inflamatorio crónico con manifestaciones intermitentes que afectan al tracto intestinal. En su caso, se lo detectaron hace cuatro años y después tiempos complicados lleva muy bien la enfermedad.

Su idea es ir contando poco a poco, día a día, cómo ha sido su vida desde diciembre de 2013 hasta ahora. Esta fecha nunca se le olvidará. Fue durante un viaje a Madrid cuando empezó a perder mucho peso y a tener diarreas. Al volver, sus padres la llevaron al médico y le dijeron que se tenía que quedar ingresada. “Tuve que estar durante ocho semanas tomando batidos, no podía alimentarme de otra cosa pero no me recuperé del todo. Me tuvieron que dar corticoides y ahí fue cuando empecé a mejorar”, cuenta con toda naturalidad.

Tras las pruebas médicas oportunas, supieron que se trataba de Crohn. Con tan solo diez años llegó a pesar 23 kilos. Por fortuna, esa cifra quedó atrás gracias al tratamiento actual, que se lo administran por vía intravenosa entre seis y ocho semanas. “Es el que le está dando la vida. Costó mucho conseguir la dosis exacta y el tiempo en el que se la deben suministrar, pero en estos momentos es lo que hay. Es una lucha diaria que va ganando día a día”, sostiene su madre.

Su carácter, su alegría y su positividad la han ayudado mucho, incluso en los momentos que su familia veía “todo oscuro, ella sonreía pese a que lo estaba pasando muy mal y nos daba fuerzas a nosotros para seguir luchando”, dice Lorena.

sm lucia 04.jpg sm lucia 02.jpg
<
>

Para la joven ha sido fundamental contar con el “apoyo condicional” de su familia, sus amigos del Club Natación Martiánez, del Club Natación Reales, sus amigas de siempre y los médicos y enfermeras del HUC, en especial, el doctor Carlos Ormazábal.

Al principio, no estaba convencida de sumarse a instagram. “Me lo pensé unos días porque me daba un poco de vergüenza”, confiesa, pero como siempre, tiró para adelante. La cuenta se creó el 1 de enero a las seis de la tarde “para empezar bien el año”, y en tan solo cuatro días ha conseguido 170 seguidores que no quieren dejar de leer el diario de alguien que es un ejemplo de lucha, valentía y decisión.

Fue ella misma quien eligió San Telmo para hacer la entrevista y la foto, su lugar preferido en el Puerto de la Cruz, donde pasa todo el verano bañándose con su hermana gemela, Carmen, y sus amigos. Atrás quedaron los meses en los que tuvo que dejar de nadar ya que ha retomado los entrenamientos y ha vuelto a competir. Y eso para ella ha sido fundamental porque la natación forma parte de su vida desde que era pequeña.