PROSPECCIONES DE MARRUECOS

La compañía ENI reconoce que buscará petróleo a 50 kilómetros de Canarias

En rojo, zona donde el Gobierno de Marruecos ha dado permiso para extraer petróleo. DA
En rojo, zona donde el Gobierno de Marruecos ha dado permiso para extraer petróleo. DA

Por Tinerfe Fumero / Agencias

Por si quedaba alguna duda, la multinacional ENI ya difunde en su página web oficial que buscará petróleo a tan solo 50 kilómetros de distancia de la costa de Fuerteventura, prácticamente en la zona donde en 2014 Repsol perforó el lecho marino con el mismo objetivo: extraer petróleo. La diferencia con lo sucedido hace ya más de tres años es que entonces era el Gobierno de España quien autorizaba las prospecciones, mientras que ahora los permisos han sido concedidos por Marruecos. Eso sí, algo no ha variado: el profundo y mayoritario rechazo que provocan estas prospecciones entre la sociedad canaria, que ya comienza a movilizarse en lo que sin duda es el retorno de la guerra isleña contra el petróleo.

Tal y como se detalla en la web de ENI, esta empresa de origen italiano tiene permiso para buscar hidrocarburos en aguas de hasta 1.000 metros de profundidad en una franja del Atlántico situada entre la costa de Tarfaya y la mediana que separa la zona bajo jurisdicción marroquí del espacio marítimo de Canarias administrado por España. Dicha zona figura separada en 12 cuadrículas cuyo conjunto es denominado Tarfaya Offshore Shallow.

Esta área comprende unos 23.900 kilómetros cuadrados y se sitúa frente a las costas de Sidi Ifni, Tan Tan y Tarfaya, y es colindante con la que Repsol exploró en 2014. Como recoge Efe, ENI detalla además que ha sido autorizada a perforar en aguas con profundidades que van “desde cero hasta 1.000 metros”, en las que tiene expectativas de hallar “hidrocarburos líquidos”.
En la exploración de Tarfaya Offshore Shallow ENI se reserva el 75% de los derechos, mientras que la sociedad estatal marroquí ONHYM conserva el otro 25%. La empresa italiana ya tenía otros dos permisos de exploración marítima de hidrocarburos en aguas de Marruecos, pero bastante más al norte de Canarias: una licencia denominada Rabat Deep Offshore (40% de ENI, 25% de ONHYM, 25% de Woodside y 10% de Chariot) y otra emplazada a la altura de Casablanca bajo el nombre de El Jadira Offshore (75% de ENI y 25% de ONHYM).

Más noticias
El nuevo reto fotográfico de Juanmi Alemany, la ballena jorobada

En su momento, Repsol solo realizó una de las dos perforaciones para las que recibió permiso en aguas españolas, pero pocas semanas después abandonó el proyecto tras reconocer que había encontrado trazas de hidrocarburos, pero sin la calidad y la cantidad necesaria para que le resultara rentable seguir con su búsqueda y explotación. Eso sí, Repsol acusó el notable descrédito de su imagen en el Archipiélago, donde el rechazo a las prospecciones acabó siendo abrumadoramente mayoritario, especialmente en Fuerteventura y Lanzarote.

Como no podía ser de otra manera, las prospecciones que se dispone a hacer ENI en esa misma zona del Atlántico han vuelto a generar controversia en las Islas. Administraciones como el Gobierno de Canarias o los cabildos de las islas orientales ya han anunciado que iniciarán acciones de toda índole para frenar o, cuando menos, garantizar desde la perspectiva medioambiental estos planes para extraer petróleo. En dicho empeño cuentan con el respaldo de la práctica totalidad de las fuerzas políticas con representación en Canarias, así como el relevante grupo de presión conformado por las distintas organizaciones ecologistas de las Islas.

PLATAFORMA PETROLERA ENI
Una de las plataformas de la empresa italiana ENI. / WIKIMEDIA

Entre las primeras iniciativas destacan la solicitud de un encuentro de las autoridades canarias con el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, que también tendrá que acudir a las Cortes para dar explicaciones sobre el tema. Así lo han solicitado ya tanto la senadora de CC María del Mar Julios como el Grupo Parlamentario de Ciudadanos. En concreto, el grupo que preside Albert Rivera desea saber “la valoración y las medidas que pretende aplicar el Gobierno de España ante la autorización concedida por el Reino de Marruecos a la empresa energética ENI” para emprender esas exploraciones. Aunque no se han concretado aún, también son conocidas las intenciones isleñas de interpelar a la Unión Europea sobre el tema.

Más noticias
Reyes en Canarias: avisos amarillos por viento y olas

Pero no resultará sencillo disuadir al país vecino. Así lo entiende la propia delegada del Gobierno de España en Canarias, Mercedes Roldós, quien cuestionó ayer la posibilidad de intervenir frente a la autorización dada para las prospecciones petrolíferas por Marruecos. “Son aguas de jurisdicción marroquí”, destacó Roldós, y por parte de las autoridades españolas “lo único que se puede hacer, en todo caso, es solicitar información al Gobierno de Marruecos y pedir garantías medioambientales, pero nada más”, añadió.

Sea como fuere, desde el Ejecutivo regional se preparan para hacer frente al envite marroquí, encargando un estudio jurídico a un bufete de abogados especializado en derecho internacional. La posición expresada al respecto por el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo “llama la atención” en opinión de Roldós, porque, de hecho, en las aguas marroquíes “hay decenas de autorizaciones desde hace muchos años” para buscar petróleo, y la concedida ahora es “una más”, apuntó.