Granadilla de Abona

Errejón, en el ITER: “Canarias debe ser la Arabia Saudí de las renovables”

“Cuando me han explicado el funcionamiento del ITER he tenido la sensación de estar sentado sobre una mina de oro y que solo hemos escarbado la superficie”

Íñigo Errejón, junto al diputado nacional por Tenerife Alberto Rodríguez, responsable de Podemos en el Congreso de Energía e Industria. SERGIO MÉNDEZ

“Canarias, por su enorme potencial de sol, mar y viento, debería ser la Arabía Saudí de las energías renovables”, señaló ayer en su visita al ITER , en Granadilla de Abona, Iñigo Errejón, secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, uno de los cofundadores de la formación política que ahora cumple cuatro años.

En su visita a las instalaciones del Instituto Tinerfeño de Energías Renovables, Errejón y un amplio séquito de representantes canarios del partido (Noemí Santana, Alberto Rodríguez, Juan Márquez y Manuel Marrero), recibieron las explicaciones del funcionamiento del ITER, de mano de su director-gerente Manuel Cendagorta y del consejero del área en el Cabildo, Antonio García Marichal, quienes le acompañaron por casi todas las áreas del instituto, excepto las viviendas bioclimáticas, alquiladas por la marca automovilística Nissan que está presentando a periodistas europeos su nuevo coche eléctrico. La embajada de Podemos si pudieron visitar el túnel del viento, donde en la actualidad hace pruebas Airbus, las placas fotovoltaicas y el superordenador Teide.

Representantes de Podemos, durante las explicaciones del director del ITER. S.M.

Iñigo Errejón se mostró interesado por el funcionamiento de una empresa pública que da trabajo directo a más de 200 personas y que está a la vanguardia de la tecnología y abundó en la necesidad de “abandonar las en ergías fósiles”, mostrándose contrario a la introducción del gas en la Isla, porque “nos va a hacer dependientes”, apostando por “una transición hasta la energía verde que no será posible en meses, pero si en una década, aunque para ello necesitamos un Estado emprendedor, que impulse la modernización de la economía”.

Antes de la visita por las instalaciones y tras la amplia exposición que hizo Manuel Cendagorta de la historia y funcionamiento del Iter, Iñigo Errejón alabó la iniciativa del Cabildo y gráficamente expuso que “he tenido la sensación, tras oir las explicaciones, que estar sentado sobre una mina de oro y de que solo hemos escarbado en la superficie”, añadiendo que “debemos ser conscientes de que tenemos sobre la cabeza y bajo los pies una inmensa riqueza natural que debe servir para el bienestar de los canarios, en particular, y de los españoles, en general”, relató Errejón antes de partir hacia Gran Canaria.

El túnel de viento fue una de las áreas que visitó el joven político. S. M.