política

A información pública el expediente de expropiación de bienes por el tercer carril de la TF-1

Atasco de tráfico en la TF-1. DA

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) publica este miércoles la orden de la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias mediante la cual se anuncia que se somete a información pública el expediente de expropiación forzosa de los bienes y derechos afectados por la ejecución del proyecto del tercer carril de la TF-1, tramo San Isidro-Las Américas, enlace Las Chafiras-Oroteanda, y del proyecto del tramo del anillo insular de Tenerife que une El Tanque con Santiago del Teide.

En lo que respecta al proyecto del tercer carril de la TF-1, la Consejería informa en una nota que ha logrado actualizar en 2017 el proyecto de la obra, redactado en el año 2014, y que no había sido posible ejecutar debido a los incumplimientos en las transferencias, desde 2012 hasta 2016, que el Gobierno de España debía hacer a Canarias en el marco del convenio de carreteras.

La Consejería ha iniciado el expediente de licitación de la obra antes de finalizar 2017 y el Consejo de Gobierno ya ha aprobado, en diciembre del mismo año, el gasto de 36.075.156,21 euros para la contratación de la obra.

Asimismo, prevé adjudicar la obra antes de que finalice el primer cuatrimestre de 2018 y posteriormente comenzar los trabajos de ejecución durante el presente año.

La obra del enlace Las Chafiras-Oroteanda resolverá el caos circulatorio que se produce a diario en la TF-1 y permitirá una circulación mucho más fluida y segura, disminuyendo considerablemente los tiempos de recorrido.

En cuanto a la nueva carretera de Icod de los Vinos-Santiago del Teide, subtramo El Tanque-Santiago del Teide, la Consejería resalta que ha logrado “desatascar” la obra, adjudicando la actualización del proyecto de construcción en 2017.

DESAHOGO DEL TRÁFICO POR EL OESTE

El Consejo de Gobierno aprobó en julio del pasado año el pago de un gasto de 480.000 euros para la tramitación del expediente de contratación de los servicios para la actualización del proyecto, que se espera esté adjudicado este 2018.

Esta obra permitirá seguir avanzando en el cierre del anillo insular, supondrá un desahogo para el tráfico de largo recorrido de la isla por el oeste y, a la vez, una mejora en la movilidad global del territorio insular.

La tramitación es de urgencia porque se trata de una obra necesaria para aliviar la situación del tráfico en varios tramos que están al límite de su capacidad actual, y por lo tanto es fundamental acelerar su contratación.