Educación

“La Educación Física es mucho más que practicar deporte”

Lucía Quintero ostenta desde el miércoles el título de Mejor Profesora de Enseñanza Secundaria de España, otorgado por Educa Abanca

Lucía Quintero, güimarera, elegida Mejor Profesora de Secundaria de España. Fran Pallero

Lucía Quintero ostenta desde el miércoles el título de Mejor Profesora de Enseñanza Secundaria de España, otorgado por Educa Abanca. Esta tinerfeña, de 40 años y natural de Güímar, imparte clases de Educación Física en el IES Punta Larga, de Candelaria, aunque el año pasado, momento en el que fue nominada, hacía lo propio en su municipio natal. Su creatividad (que muestra en su blog www.competenciamotriz.com), preparación continua y su atención individualizada a sus alumnos han sido algunos de los aspectos que, a buen seguro, le han hecho merecedora de este galardón.

-¿Cómo se siente al ser elegida la mejor profesora de España?

“La verdad es que ser considerada la mejor profesora de Secundaria de España suena muy grande. Yo no creo que haya un mejor profesor, pero estos premios dan la oportunidad a los nominados y a los finalistas de dar visibilidad al hecho de que la educación está avanzando, y de reconocer la labor que hacemos en las aulas”.

-¿Qué le han dicho sus alumnos y compañeros? ¿Ha recibido muchas felicitaciones?

“Estoy como saturada, en positivo, de felicitaciones. Somos 1.300 nominados y la respuesta de los agentes educativos es espectacular. Me encanta que hablemos de educación en positivo, que siempre lo hacemos aludiendo a que vamos mal, o que tenemos problemas. El alumnado está encantado, también es motivante para ellos. De hecho, estos premios valoran la labor del curso anterior y hay muchos de mis exalumnos que se han puesto en contacto conmigo”.

-¿Aprueba a muchos alumnos?

“Mis alumnos trabajan mucho y se aprueban solos. No suelo suspender a muchos alumnos, pero es que trabajan, la asignatura les motiva e intento motivarlos aún más, y sus resultados son bastante buenos”.

Lucía Quintero, durante una de sus clases. / FOTO: Fran Pallero

-¿Por qué cree que le han otorgado este reconocimiento?

“Para este premio la gente de Educa Abanca elaboró un baremo con una serie de factores. En el primero, que desconocemos, se valoraba lo que opinaban de ti el profesorado, el alumnado y las familias. Aparte, nos pidieron un currículum y se valoraba tu formación académica. Para mí formarme es un hobby; mi formación es muy extensa, no me he limitado a tener una licenciatura, aprobar unas oposiciones y quedarme estancada, sino que he seguido, y he hecho un máster y un doctorado, me encanta ser autodidacta y formarme en cosas que no son específicas de docencia, como teatro, magia. Una de las cosas que quiero aprender este año es a tocar el ukelele. Cualquier cosa que aprendas te puede ayudar a que haya transferencia al aula y que sea un recurso motivante en las clases. Los premios valoraban, también, la metodología. En mi caso, me gusta mezclar las activas con las tradicionales. Asimismo, se nos pedía labor investigadora… En fin, una serie de requisitos que luego ellos puntuaban. Supongo que el cúmulo de mi experiencia y las prácticas en el aula me colocaron a la cabeza de esa lista, aunque considero que todos los finalistas y nominados somos ganadores”.

-¿Cuál es su truco para ganarse a los alumnos en el día a día?

“Buscar la manera de motivarles, de engancharles, de atender al ritmo individual de cada alumno, de atraerles hacia lo que a nosotros, como profesores, nos interesa, que es que alcancen los objetivos de la materia. Cada alumno es diferente, tiene su ritmo, sus características, y se trata de ir aprendiendo pequeños trucos para lograr que el alumno quiera alcanzar los objetivos de aprendizaje”.

-Hay quien piensa que la Educación Física es una asignatura de las fáciles o que, incluso, es prescindible…

“Para empezar, no es prescindible nada. Si desapareciese la Educación Física, no sé a dónde llegaríamos, porque somos una asignatura que forma parte de cómo el alumnado va a afrontar su salud el día de mañana. Estar sano es una base fundamental y, de hecho, en Canarias tenemos uno de los índices de obesidad mayores de Europa. Ahora estamos en el debate para ver si aumentan las horas de Educación Física. También es cierto que ha evolucionado mucho la asignatura. La Educación Física de hace 25 años no tiene nada que ver con la de ahora, es mucho más que practicar deporte. La Educación Física está todavía un poco incomprendida por la sociedad”

-¿Desde cuándo se dedica a la profesión y por qué la eligió?

“Lo tuve muy claro desde que estaba en el instituto. Para mí es vocacional. Soy una persona muy creativa y eso me permite seguir aprendiendo y aplicar lo que aprendo para que me ayude a lograr mis objetivos en el aula. Parece que lo innovador está reñido con lo tradicional y no es así, se complementan”.

-¿Es más difícil ser profesor hoy en día?

“Es muy difícil ser profesor en general. Es una profesión bastante dura. Solo lo saben los familiares de los docentes. Yo valoro mucho a la gente que se dedica a esta profesión”.