arona

La pequeña y mediana empresa respalda al Ayuntamiento de Arona, contrario a los PMM del Gobierno

Los presidentes de las dos asociaciones que representan al sector en Arona, Playa de Las Américas y Costa Adeje celebran el rechazo del Pleno, al entender que protege sus intereses

Los directivos de la pequeña y mediana empresa interpretan que los PMM de Arona “solo benefician a unos pocos, en detrimento del interés general”. DA

Las asociaciones de empresarios de Arona y de Playa de Las Américas y Costa Adeje expresaron ayer su respaldo a la decisión del Ayuntamiento de Arona, adoptada la semana pasada tras la celebración de un pleno extraordinario, de rechazar los Planes de Modernización y Mejora Turística (PMM) del Gobierno de Canarias para Los Cristianos y Las Américas.

Las dos organizaciones que representan a los pequeños y medianos empresarios de la zona consideran que ambos documentos son de “dudoso uso en determinados ámbitos” para un municipio cuyo Plan General de Ordenación está en proceso de tramitación. Víctor Sánchez, presidente de la Asociación de Empresarios de Playa de Las Américas y Costa Adeje, señaló a este periódico que el voto en contra del Consistorio de Arona por segunda vez en 13 meses es una “buena noticia” para el sector comercial, ya que entiende que sería el más perjudicado por los PMM, “porque permitiría el aumento de la volumetría en los complejos hoteleros en determinadas zonas para instalar centros comerciales dentro de los propios hoteles”.

Esta circunstancia interpreta Sánchez que “perjudicaría gravemente a los intereses no solo de la pequeña y mediana empresa, sino del sector de la restauración, ya que el turista no tendrá que salir del hotel para hacer sus compras ni para ir a un restaurante”. El presidente de la Asociación de Empresarios de Arona, Antonio Luis González, recordó que ambos colectivos denunciaron hace unos meses que existían pequeños centros comerciales explotados por autónomos y pequeñas y medianas empresas que estaban siendo “prácticamente desmantelados con la única intención de aplicar el nuevo ordenamiento, que permite construir en ese mismo emplazamiento nuevas construcciones hoteleras o comerciales con una mayor volumetría”.

Según explicó, un ejemplo es la zona de Las Verónicas, “donde una vez que sean desmantelados todos los locales que allí se encuentran se podrá demoler para construir un nuevo hotel, aumentando la volumetría con la ventaja de estar situado en el mismo frente de playa, lo que subiría sustancialmente el precio del metro cuadrado de suelo”.

Antonio Luis González (izq.) y Víctor Sánchez. DA

Además, los pequeños y medianos empresarios comparten con el Ayuntamiento su oposición a la creación de un consorcio sin negociación previa y coinciden al señalar que los planes propuestos “desvirtúan” el concepto de este tipo de ordenación, “al pasar de abordar los ámbitos de manera integral a convertirse en un plan de proyectos que soluciona problemas particulares”.

Por todo ello, ambos representantes consideran que esta “fórmula rápida solo beneficia a unos pocos, en detrimento del interés general”, y advierten de las consecuencias que tendría su judicialización, como ya ha ocurrido en otros municipios.

Hay que recordar que la Viceconsejería de Política Territorial planteó la semana pasada por primera vez su voluntad de no seguir adelante con los polémicos planes urbanísticos desde que recibiera el informe desfavorable del Ayuntamiento de Arona.

Desde este departamento, se indicó que la Ley del Suelo, aprobada en julio de 2017, otorga suficientes mecanismos y herramientas para que, al mismo nivel jerárquico que los planes de modernización, sea el propio Consistorio el que formule las soluciones de ordenación que considere más adecuadas.