Política

La rebaja canaria en el IRPF tiene efecto desde el 1 de enero de 2017

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila (centro), junto al viceconsejero, Javier Armas, y la directora de la Agencia Tributaria Canaria, María Jesús Varona. Fran Pallero
La consejera de Hacienda, Rosa Dávila (centro), junto al viceconsejero, Javier Armas, y la directora de la Agencia Tributaria Canaria, María Jesús Varona. Fran Pallero

La rebaja fiscal recogida en los Presupuestos Generales de Canarias entró en vigor con el nuevo año, pero las deducciones en el tramo autonómico del IRPF tienen efecto desde el 1 de enero de 2017. Aprovechando la publicación del calendario de la campaña de la declaración de la renta de las personas físicas, que transcurrirá entre el 4 de abril y el 27 de junio, la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, compareció ayer en una rueda de prensa para detallar los beneficios tanto del IRPF como del impuesto indirecto canario (IGIC), que suman 124 millones de euros. En la sede tinerfeña de la presidencia del Gobierno regional la acompañaban el viceconsejero de Hacienda, Javier Armas, y la directora de la Agencia Tributaria Canaria, María Jesús Varona.
Dávila resaltó que las medidas alcanzan al 93% de los contribuyentes canarios, con un máximo de 2.100 euros mensuales netos de renta: 39.000 euros anuales si la declaración se hace por separado o 52.000 si es de forma conjunta. Y animó a la población a formular las consultas oportunas a través de las plataformas digitales y de la línea telefónica del 012, de información centralizada.

Si bien los datos están plasmados en el texto normativo, los representantes del Ejecutivo quisieron aclarar algunas dudas mediante unos ejemplos concretos: “El recorte en el IGIC de las telecomunicaciones, del 7% al 3%, incluye la telefonía móvil, la fija y el ADSL o fibra óptica. Si se ha contratado un paquete de entretenimiento integral, la facturación debe hacerse por separado”.
La deducción del 10% en el IRPF sobre los reembolsos sanitarios ayudará a 518.297 personas: por los gastos y honorarios profesionales de médicos o sanitarios, excepto farmacéuticos, para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades; salud dental, embarazo y nacimiento de hijos, accidentes e invalidez, propios y de los componentes del núcleo familiar; por gafas, lentillas o cualquier otro elemento que supla las deficiencias. Además, Rosa Dávila destacó las intervenciones relacionadas con la identidad sexual.

Las familias a cargo de personas con discapacidad o dependientes (unas 41.700) podrán deducir 500 euros, siempre que cumplan los requisitos de renta: hasta los 39.000 euros o 52.000 si la declaración es conjunta. Se incrementa al 10% la deducción de la factura de la obra de adaptación de viviendas a la discapacidad, que se complementa con la nacional. Asimismo, se aplicará una bonificación del 10%, hasta 7.000 euros de gasto, para reformas que contribuyan a la eficiencia energética en la vivienda habitual.

Deducirán 100 euros las familias monoparentales (unas 6.600 unidades en el Archipiélago) con hijos menores de edad o mayores discapacitados que convivan con el o la contribuyente y carezcan de rentas anuales superiores a los 8.000 euros; o, en su defecto, que dependan económicamente de la persona declarante y estén internados en centros especializados. Más de 21.700 madres y padres de las Islas están en condiciones de beneficiarse de una deducción del 15%, hasta un máximo de 400 euros, por gastos de guardería. También, progenitores, tutores o familias de acogida que convivan con menores de tres años. Las deducción de los gastos de libros, material escolar, transporte y uniformes (un máximo de 100 euros) abarcan a 348.870 alumnos de Infantil, Primaria, Enseñanza Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional de grado medio. La acogida de menores se compensa con un descuento de 250 euros a 2.500 familias por cada pequeño en régimen de urgencia temporal o permanente. En paralelo, se mejora en el 50% la deducción nacional sobre las donaciones a ONG con fines sociales o ecológicos y se restará el 15% de las donaciones con fines culturales y de investigación destinadas a las administraciones públicas canarias, las universidades, entidades de investigación, enseñanzas artísticas o empresas tecnológicas.
Los autónomos y profesionales que facturen menos de 30.000 euros al año no pagarán el IGIC. Tampoco, ningún producto de la higiene femenina.