ARONA

Los PMM de Arona: crónica de una muerte anunciada

Dos años después, el Ayuntamiento de Arona y un sector de los empresarios ganan la ‘guerra’ que les ha enfrentado con el Gobierno de Canarias y Ashotel por los polémicos planes. Es el desenlace tras las denuncias del DIARIO desde 2016

DA PMM ARONA

Los Planes de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad Turística (PMM) para Playa de Las Américas y Los Cristianos son desde el pasado viernes papel mojado. El instrumento urbanístico aprobado por el Gobierno de Canarias para viabilizar la renovación de la oferta turística en los dos núcleos sureños ha fracasado después de una guerra de dos años que ha enfrentado al Ayuntamiento de Arona y sectores empresariales con la Viceconsejería de Política Territorial y la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia tinerfeña (Ashotel). La denuncia periodística de posible “pelotazo” en la operación urbanística, que desveló DIARIO DE AVISOS desde 2016, ha concluido, de este modo, con una decisión definitiva que tira por tierra la pretendida normativa y devuelve los hechos al ámbito municipal.

Santiago Puig, promotor fundador de Playa de Las Américas, fue el primero en advertir sobre las consecuencias de los documentos, al posibilitar incrementar la edificabilidad en altura y en superficie comercial. El empresario rompió su silencio para denunciar las previsiones del Gobierno de Canarias, que llegó a calificar de “atentado urbanístico”. También advirtió del riesgo de inseguridad jurídica que “espantaría a cualquier inversor responsable” y anunció que los documentos, de aprobarse, acabarían en la Fiscalía por presunta prevaricación.

La señal de alarma de Santiago Puig fue secundada de inmediato por las asociaciones de empresarios de Arona, Playa de Las Américas y Costa Adeje, que vieron en estos planes las condiciones para “pelotazos” en forma de mayor volumetría y “recalificaciones encubiertas”. Estos colectivos sintieron amenazada la supervivencia de sus negocios ante la permisividad de la nueva normativa para construir locales comerciales, restaurantes, cafeterías y discotecas en los complejos hoteleros, lo que, interpretaron, retendría a los turistas en los establecimientos.

Técnicos y especialialistas consultados por este periódico coincideron en señalar que la redacción de los documentos por parte de la empresa pública Gesplan respondía a un criterio equivocado que se había ido alejando del espíritu inicial, que era el de la renovación de la planta obsoleta.

En medio de la polémica, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, invitó a los críticos a formular alegaciones. “A lo mejor es que que un empresario concreto se manifiesta en contra porque no ha visto colmadas sus expectativas; yo le recomiendo que presente la alegación correspondiente”, afirmó en la cadena SER.

Ashotel reclamó la aprobación de los PMM de Arona al considerar que el municipio asumía el riesgo de perder capacidad inversora en turismo.

El Ayuntamiento de Arona, con tres informes municipales en contra, llegó a rechazar por tres veces los planes de la Viceconsejería. La última vez, el pasado 12 de enero, en una sesión plenaria que resultó definitiva para condenar los PMM. Ese día DIARIO DE AVISOS informó que el Gobierno de Canarias retiraría los dos planes, tras confirmarlo a este periódico el viceconsejero de Política Territorial. El pasado viernes el Consejo de Gobierno de Canarias daba el carpetazo definitivo. Los PMM de Arona acabaron en la papelera.