EE.UU.

Muere por la bacteria ‘come carne’ tras ingerir ostras crudas

Una amiga de la fallecida cuenta en una entrevista que al principio pensó que su malestar se debía a algún tipo de reacción alérgica

Un plato de ostras crudas. / PIXABAY
Un plato de ostras crudas. / PIXABAY

Jeanette LeBlanc y su amiga Karen Bowers compraron una buena cantidad de ostras en un mercado de Westwego, en Luisiana (EE.UU.) con la idea de darse un buen festín con ellas. Ambas comieron unas dos docenas de las suculentas ostras justo antes de que Jeanette enfermara.

Su amiga cuenta en una entrevista recogida por Fox News que al principio pensó que su malestar se debía a algún tipo de reacción alérgica. Sin embargo, pasaron dos días y el estado de su amiga había empeorado.

Acudieron a un centro sanitario y los médicos les informaron de que se trataba de una intoxicación. Sin embargo, no se trataba de una simple indigestión, sino que la infección se debía a la llamada bacteria ‘come carne’. Entre los síntomas mostrados por Jeanette llamaban la atención unas graves heridas en sus piernas, según relató su amiga.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades aseguran que comer ostras crudas “puede aumentar las probabilidades de enfermar con vibriosis” y advierten de que las personas también pueden infectarse con esta bacteria simplemente al nadar en agua de mar caliente teniendo alguna herida abierta en el cuerpo.

Jeanette LeBlanc luchó contra la infección durante 21 días, pero finalmente perdió la batalla el pasado 15 de octubre. Su amiga ha dado a conocer ahora su historia para alertar sobre los peligros de este tipo de bacterias. “Si hubiéramos sabido que el riesgo era tan alto, creo que habría dejado de comer ostras”, concluye.