Globos de Oro

Oprah Winfrey emociona a todos con su discurso y ya suena para presidenta de EEUU

Las palabras que eligió anoche para agradecer su premio no son solo un discurso de agradecimiento, sino que se han convertido en un alegato en favor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y en contra del machismo y del acoso sexual que ha sacudido a la industria del cine y la televisión en Estados Unidos

Oprah Winfrey, durante su aclamado discurso en los Globos de Oro 2018
Oprah Winfrey, durante su aclamado discurso en los Globos de Oro 2018

Oprah Winfrey acudió anoche a la 75ª edición de entrega de los Globos de Oro, los premios que concede la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood, para recoger el galardón Cecil B. DeMille a su carrera como presentadora de televisión. Oprah es en Estados Unidos, y cada vez más fuera de allí también, toda una institución: respetada, valorada y escuchada. Por eso las palabras que eligió anoche para agradecer su premio no son solo un discurso de agradecimiento, sino que se han convertido en un alegato en favor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y en contra del machismo y del acoso sexual que ha sacudido a la industria del cine y la televisión en Estados Unidos.

“En 1964 yo era una niña sentada en el suelo de la casa mi madre en Milwaukee viendo a Anne Bancroft presentar el Oscar al mejor actor”, comenzó Winfrey. “Bancroft dijo cinco palabras que literalmente hicieron historia: el ganador es Sidney Poitier”, continuó. La presentadora recordó que Poitier, además del hombre “más elegante” que ella hubiera visto nunca, era negro. “Nunca había visto a un hombre negro ser reconocido de esa forma”, afirmó.

Winfrey dijo querer expresar su gratitud a las mujeres que “afrontaron años de abusos y asaltos” porque, como su propia madre, “tenían niños a los que alimentar, facturas que pagar y sueños que alcanzar”. “Son mujeres cuyos nombres nunca sabremos”, continuó. “Trabajadoras domésticas o de granjas, de fábricas, de hostelería… son parte del mundo de la tecnología, de la política y los negocios”, añadió.

La presentadora se dirigió luego a todas las chicas que estuvieran viendo la gala. “Hay un nuevo día en el horizonte”, exclamó.  “Y cuando ese día finalmente amanezca, será porque un montón de magníficas mujeres, muchas de ellas aquí presentes esta noche, y también algunos hombres fenomenales, han luchado con fuerza para asegurarse de que serán los líderes que nos llevarán hasta un tiempo en el que nadie tenga que decir de nuevo ‘Yo también’ [la frase con la que hombres y mujeres muestran su solidaridad con las víctimas del abuso sexual en Hollywood]”.

Las palabras de Oprah emocionaron a los presentes y espectadores hasta tal punto que su discurso se ha hecho viral y ya se habla incluso de que Oprah debería presentarse como candidata a las próxima elecciones presidenciales estadounidenses.