EE.UU.

Varios congresistas de EEUU tratan con un psiquiatra el estado mental de Trump

Donald Trump, nuevo presidente de los EEUU en su discurso como vencedor de las elecciones presidenciales en EEUU | FOTO: REUTERS/Carlo Allegri
Donald Trump, durante su discurso como vencedor de las elecciones presidenciales en EEUU | FOTO: REUTERS/Carlo Allegri

Día sí y día también, el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, deja titulares en sus redes sociales dignos del Club de la Comedia. Y no solo en la Red. El comportamiento extravagante del mandatario, su comentarios inapropiados, sus escándalos sexuales y su afición a decir lo primero que se le ocurre sin medir las consecuencias son tema de debate en todo el planeta. Más de uno habrá pensado en numerosas ocasiones que el actual presidente estadounidense no está bien de la cabeza. Pues esa misma idea ha llevado a una docena de congresistas de EE.UU. a reunirse el pasado mes con un prestigioso psiquiatra para tratar en serio la cuestión de si el hombre más poderoso del mundo está mentalmente capacitado para ejercer su cargo.

Según se ha conocido hoy, las reuniones tuvieron lugar los días 5 y 6 del mes pasado en la capital estadounidense, y uno de los asistentes era un miembro del Senado perteneciente al Partido Republicano. Todos ellos abordaron la espinosa cuestión con el profesor de psiquiatría de la Universidad de Yale, Bandy X. Lee, que además es editor del libro The Dangerous Case of Donald Trump (El Peligroso Caso de Donald Trump), una obra en la que un grupo de expertos en Psiquiatría cuestionan la salud mental del mandatario.

Las dudas acerca de la capacidad de Trump para dirigir al país más poderoso del planeta se han acentuado en los últimos meses tras el encendido enfrentamiento dialéctico que mantiene con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. Ambas potencias tienen capacidad nuclear y, ante las constantes amenazas norcoreanas de usar su arsenal, Trump, lejos de enfriar la situación, responde en su Twitter a las provocaciones con comentarios muy inapropiados para un presidente. Un ejemplo de ello es el ya conocido “mi botón nuclear es más grande“.

El tema de la locura del presidente se ha abordado incluso en una rueda de prensa en la mismísima Casa Blanca. Su portavoz, Sarah Huckabee Sanders, recibió como pudo la incómoda pregunta de un periodista que relacionaba los tuits del presidente con un posible desequilibrio mental.

Más noticias
Kim Jong-Un dice que EEUU nunca podrá iniciar una guerra contra Corea del Norte

Para el psiquiatra consultado todo esto son síntomas de que Trump está sucumbiendo al estrés y advierte de que “va a ponerse peor y se volverá incontenible”.