CULTURA

Algunas voces se alzan para pedir una reflexión sobre Los Indianos

Pese a la repercusión económica en terminos turísticos y comerciales, desde el consistorio quiere evitarse que la tradicional celebración se convierta solo en "una fiesta de botellón". El sector comercial y turístico destaca la rentabilidad de una fiesta multitudinaria que concentró a más de 60.000 personas

La celebración lleva a la calle a miles de personas de todas las edades para bailar al son de los ritmos caribeños. | JOSÉ AYUT

“Tenemos que hacer una profunda reflexión de hacia dónde evoluciona la fiesta de Los Indianos, qué queremos con respecto a ella y evitar en la medida de lo posible que se convierta solo en una fiesta de botellón”. Es la conclusión a la que llega la concejal delegada de Turismo, Fiestas y Patrimonio en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, Virginia Espinosa, quien tras la celebración de esta última edición de Los Indianos, a la que acudieron según datos del consistorio capitalino “entre 60.000 y 65.000 personas”, opina que es conveniente “que expertos de distinto perfil, técnicos y representantes de vecinos podamos sentarnos para analizar hacia dónde vamos y qué queremos de Los Indianos porque esta no es un fiesta más. No soy purista ni conservadora en este sentido, pero creo que necesitamos escuchar y proponer”.

Limpiando el polvo de Los Indianos. | DA

El técnico en Patrimonio Histórico del Ayuntamiento capitalino, Víctor Hernández Correa, “la profesionalización de las fiestas, que atañe a Los Indianos y a otras citas, será en un futuro próximo su propia perdición, como lo ha sido la pretensión de fama internacional y de bulto turístico”. Entiende que “la incorporación de Los Indianos al Carnaval nació y se desarrolló como una forma genuina del sentir palmero, que es de naturaleza burlona, irónica y creativa. La llegada masiva de «emigrantes festivos descontextualizados», movidos por el mero hecho de beber alcohol y por la tirada indiscriminada de polvos de talco, es parte de ese proceso evolutivo o involutivo, según se mire”.

Repercusión económica

Para el gerente del Centro de Iniciativas Turísticas Tedote, Jorge Miranda, “una fiesta de tal magnitud  ya es no solo un estímulo económico para el municipio de Santa Cruz de La Palma, sino para toda la isla en general. La afluencia masiva de visitantes,  posibilitada en gran medida por los refuerzos en líneas marítimas y aéreas aparejadas al arribe de un crucero han contribuido notablemente” detalla.

Más noticias
Deciden cerrar la playa durante los días más fuertes del Carnaval

La ocupación hotelera se ha desbordado de nuevo en estas fechas con reservas muy anteriores a los días claves del Carnaval palmero y con proyección no solo en Santa Cruz de La Palma sino  con efecto en la comarca Este. Aseguran desde el Centro de Iniciativas Turísticas Tedote, con más de 200 empresas asociadas, que “Santa Cruz de La Palma prácticamente quintuplica su población esos días, lo cual repercute en los locales tanto de ventas (en productos relacionados especialmente con este día grande) como de restauración del municipio y colindantes (el mismo día especialmente por oferta especial para grupos y almuerzos tematizados)”.

Esto como no puede ser de otra manera tiene efecto en las visitas a las Oficinas de Información Turística, que registraron más de  800 visitantes tanto en Los Cancajos, en Breña Baja, como en la Casita Cristal, 50% de las cuales se corresponden con el día de Los Indianos. Durante ese día, en todas las OITs gestionadas por el CIT Tedote, se repartieron polvos de talcos y sombreros para que todo aquél que lo decidiera se acercara, caracterizado, a la fiesta.

Por su parte, Eva Álvarez, gerente de la Asociación de Empresarios del Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma expresa que, “aún cuando no tenemos datos concretos en términos económicos, es una evidencia que sí nos han trasladado los comerciantes minoristas, como los visitantes optan por comprar su ropa de indianos en la propia ciudad, huyendo de ponerse cualquier cosa”.