Igualdad

Canarias, comunidad más igualitaria en cuanto a salarios

La brecha salarial entre hombres y mujeres en las Islas es del 16,4%, la más baja de todo el Estado; aun así, las mujeres en la región cobran 2.441 euros menos que los hombres

Según el último informe sobre brecha salarial de los técnicos de Hacienda, se necesitarían siete décadas para igualarse en sueldos. EP
Según el último informe sobre brecha salarial de los técnicos de Hacienda, se necesitarían siete décadas para igualarse en sueldos. EP

Si la brecha salarial en España no deja de ensancharse, Canarias es la comunidad más igualitaria en cuanto a salarios. No obstante, las mujeres en el Archipiélago cobran 2.441 euros menos que los hombres. Es decir, el 16% menos (casi la mitad de la media española), según un adelanto de la segunda edición del informe Brecha salarial y techo de cristal, elaborado por los Técnicos de Hacienda (Gestha), del que también se desprende que, en el otro lado de la balanza, Asturias es la comunidad que más discrimina a las mujeres en este sentido. El informe, que evidencia las profundas grietas de desigualdad que presenta el mercado laboral español y el trato discriminatorio que sufren las mujeres, advierte de que se necesitarían casi siete décadas para acabar con la brecha salarial en España, lo que debería servir como acicate para que en el debate político se incluya esta equiparación y, consecuentemente, los distintos partidos del arco parlamentario propongan y apliquen medidas en aras de reducir las diferencias salariales en un plazo razonable de tiempo.

A nivel nacional, las mujeres cobran el 30% menos que los hombres, o lo que es lo mismo, 4.745 euros. Y los técnicos explican que la razón de estas divergencias en los sueldos está, fundamentalmente, en que hay más mujeres que hombres que no llegan a los 1.000 euros al mes. Además, la brecha se acentúa a partir de los 16.000 euros de salario, hasta el punto de que el número de mujeres con ingresos entre los 50.000 y los 80.000 euros es la mitad que el de hombres. Y, por si fuera poco, solo uno de cada cinco trabajadores con sueldos de 140.000 euros es mujer.

Además, los técnicos constatan que estas diferencias salariales aumentan conforme también lo hace la edad. Así, la brecha empieza a ampliarse significativamente en el tramo que oscila entre los 26 y los 45 años, coincidiendo con una etapa en la que muchas mujeres tienen todavía que pagar un peaje por la maternidad y el cuidado de los hijos.