SOCIEDAD

Cumbre Vieja vive el enjambre sísmico más importante registrado

En la madrugada de ayer se registraron más de medio centenar de temblores en el sur de la Isla, que el coordinador de Involcan achaca a un proceso de intrusión magmática

El edificio volcánico Cumbre Vieja. | Involcan

La madrugada del 14 de febrero, el Volcán Cumbre Vieja registró una intensa actividad sísmica, localizada entre los municipios de Fuencaliente y Mazo, principalmente, aunque también se produjeron temblores en El Paso. Más de medio centenar de terremotos se sucedieron entre las doce de la noche y las 06:30 horas, con una magnitud que osciló entre un máximo de 2,5, registrado en Los Canarios, y 1,4 , sin que fueran percibidos por la población.

La reactivación sísmica que se inició el pasado sábado, principalmente en la zona sureste de la isla de La Palma, no ha dado tregua durante estos cinco días, aunque cobró una intensidad notable la madrugada del martes al miércoles.

Se trata de un enjambre sísmico “más importante” que los registrados el mes de octubre de 2017 en La Palma, que fueron además los primeros en producirse en los últimos 27 años. Así lo ha puesto de manifiesto el coordinador del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Nemesio Pérez, que concreta que este enjambre es “más importante que los de octubre, teniendo en cuenta el número de eventos sísmicos detectados”.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN), que es el encargado de la vigilancia volcánica, localizó un total de 52 sismos. Hay que tener en cuenta, como indica Nemesio Pérez, que en un proceso de esta naturaleza pueden ocurrir muchos eventos sísmicos, pero solo localizar parte de ellos, por lo que es probable que se registraran más temblores sin que se hayan podido localizar.

Desde el Involcan sostienen que la profundidad de los temblores detectados es similar que en las series ocurridas el pasado mes de octubre. Según lo datos publicados por el IGN, los terremotos se registraron en una franja de entre 32 y 22 kilómetros de profundidad.

Nemesio Pérez sostiene que este nuevo enjambre sísmico está asociado “con toda probabilidad a un proceso de intrusión magmática”, la misma causa que originó los ocurridos en el mes de octubre de 2017, tal y como acordó el Comité Científico del Pevolca.

Subraya además que esta actividad sísmica era “esperada” en función de los registros de geoquímica de gases que lleva a cabo Involcan en Cumbre Vieja. “Es una actividad sísmica anómala esperada”, concluyó Nemesio Pérez, añadiendo que en un sistema volcánico activo, como es el caso de Cumbre Vieja, “es normal que sucedan enjambres sísmicos pero no es usual”.

Mientras tanto, desde el área de Turismo del Cabildo se está “monitorizando” la prensa británica ante la posible aparición de reportajes de corte sensacionalista que puedan dañar la imagen de la isla de La Palma por ese fenómeno, como ya ocurriera en el mes de octubre. Así lo confirmó la consejera insular de Turismo, Alicia Vanoostende.