RUSIA

Esta tigresa desafía su instinto y “busca ayuda humana” para sus dientes

El animal padece un grave problema en su mandíbula y no tiene dientes superiores, lo que le dificulta comer

Los expertos en tigres están seguros de que el depredador buscaba ayuda humana como último recurso desesperado. / SIBERIAN TIMES

Una tigresa en peligro de extinción salió de la selva en Solontsovy, a más de 6.300 kilómetros al este de Moscú, para terminar reposando tranquilamente en la entrada de una casa sobre el felpudo.

El animal, uno de los 500 tigres siberianos que viven en su hábitat natural en Rusia, desafió sus instintos de evitar el contacto humano por un buen motivo: tenía un grave problema en sus dientes y ya no podía comer, por lo que según algunos expertos que han hablado para el Daily Mail, “acudió a la aldea en busca de ayuda”.

La dueña de la casa se encontró con la tigresa al intentar salir, no poder abrir la puerta y al empujar con fuerza escuchó rugir al animal. Tras el susto inicial, contactó con los servicios de emergencia, que acudieron para sedar al felino y trasladarlo a un centro de rehabilitación.

La tigresa, de diez años, tenía un problema grave en su mandíbula y casi no podía ingerir alimento por la falta de dientes superiores. Los veterinarios están actualmente buscando formas de curarla, pero deben esperar a que se recupere y sea lo bastante fuerte para someterla a una cirugía mayor con anestesia general.