EE.UU.

La pesadilla de todo pasajero, hecha realidad

Un pasajero, asombrado por lo que venían sus ojos, filmó parte del vuelo para poder denunciar el comportamiento de un niño al que algunos medios británicos ya tildan de "demoníaco"

Es la pesadilla de todo pasajero: hacer un vuelo largo en avión, de varias horas, y tener que soportar el comportamiento descontrolado de otro viajero, en este caso, de un niño. Es lo que le ocurrió a un pasajero que, asombrado por lo que venían sus ojos, filmó parte del vuelo para poder denunciar el comportamiento de un niño al que algunos medios británicos ya tildan de “demoníaco”.

Según Daily Mail, el niño se pasó gritando las ocho horas de vuelo, y no solo eso, sino también subiéndose a los asientos y molestando al resto de pasajeros del avión. Shane Townley, un artista neoyorkino, fue quien filmó las imágenes del niño ingobernable mientras trepaba por los asientos y gritaba a pleno pulmón antes incluso de que el vuelo de Lufthansa, que cubría la ruta de Alemania a Nueva York, despegara.

La madre del niño, que no ha sido identificada, intentó tranquilizar a su hijo pidiéndole a una azafata que pusiera en marcha el WiFi para que así pudieran encender el iPad.

Cabría esperar que según avanzara el vuelo y pasaran las horas el niño se iría calmando. Pero no fue así. Las imágenes de Townley muestran al niño ‘pesadilla’ corriendo por el avión, gritando y dando gritos espantosos según pasan las horas.

No está claro si el joven sufre de problemas de conducta y tampoco se aprecia que la madre haya informado a otros pasajeros sobre esa circunstancia.

Cuando el avión finalmente llegó al aeropuerto de Newark, se escuchó decir a un pasajero: “Qué pesadilla, oh Dios mío, ocho horas de gritos”. Townley subió el vídeo a YouTube y comentó: “Mira como este niño corre y grita durante todo el vuelo mientras la madre hace poco o nada para detenerlo”.