SOCIEDAD

Las ayudas para pensionistas venezolanos llegarán en marzo

La Consejería de Políticas Sociales está ultimando la modificación de la orden por la que se otorgan las nuevas prestaciones, para luego aprobar los convenios con los ayuntamientos

Los afectados se han reunido ya con distintas administraciones para buscar soluciones. A. GUTIÉRREZ

La Consejería de Políticas Sociales, Empleo y Vivienda del Gobierno de Canarias está ultimando la preparación de la orden que permitirá autorizar la concesión de una nueva ayuda económica para los pensionistas canarios retornados de Venezuela. Según las estimaciones, los beneficiarios de esta línea de subvenciones, aprobadas en los presupuestos de la Comunidad Autónoma para este año, podrán comenzar a solicitar la prestación de emergencia a partir del mes de marzo, aunque será retroactiva desde inicios de este año, confirmó a DIARIO DE AVISOS la directora general del Políticas Sociales, Reyes Henríquez.

Cabe recordar que desde el organismo autonómico se ha solicitado a los posibles demandantes de esta ayuda que no acudan, por el momento, a los servicios sociales municipales, hasta que la autorización no entre en vigor y se lleven a acabo los convenios correspondientes con los ayuntamientos y el formulario concreto para reclamarla.

La responsable regional señaló que, de momento, solo se concederá este año, y recordó que, de acuerdo con los colectivos de pensionistas procedentes de Venezuela, se ha decidido hacer algunas apreciaciones y cambios de lo norma original, trabajo que en estos momentos se está culminando por parte de los juristas, para su posterior publicación oficial. De forma paralela se ha trabajado con la Federación Canaria de Municipios (Fecam), ya que serán los ayuntamientos quienes, una vez se suscriban los acuerdos entre ambas administraciones, tramiten la concesión de la ayuda, con fondos regionales.

Además, una vez aprobada la nueva orden, se tendrá que preparar el formulario para la solicitud de la prestación y adecuar el sistema informática a esta, al tratrarse de una línea de subvenciones totalmente nueva.

La responsable regional puntualizó que estas ayudas están destinadas a personas mayores de 65 años, canarios retornados de Venezuela y que lleven, al menos, dos años sin recibir la prestación de jubilación procedente del país gobernado por Nicolás Maduro. Además, se exige que las unidades familiares de convivencia no cuenten con otros ingresos y que el beneficiario tampoco tenga propiedades. Desde la Consejería otro de los aspectos en los que se está trabajando es delimitar las cuantías a conceder, que dependerán de las circunstancias de cada beneficiario. Así, Henríquez recalcó que se ha estimado como prestación máxima anual una cifra de 5.164 euros, lo que supone una ayuda mensual de aproximadamente unos 430 euros.

Sobre el número de jubilados que podría cumplir con los requisitos y beneficiarse de esta ayuda aclaró que no se tiene aún una estimación real, por lo que se ha pedido un censo al instituto venezolano de la seguridad social, con el objetivo de contar con unos datos reales. Añadió que no hay una partida cerrada para esta ayuda, sino que se contempla en un apartado más amplio dedicado a prestaciones de emergencia. Por último, la directora general puntualizó que la cuantía solo se concederá en 2018, a expensas de la actuación del Gobierno central para todos los afectados del país.