Tecnología

Linares, presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE: “La robótica está entrando en el mercado laboral con fuerza”

Julio Linares, presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE nacional, visitó hace unas semanas la Isla de Tenerife para presentar el Plan Digital 2020 de la Confederación de Empresarios

Julio Linares López, presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE Nacional. Andrés Gutiérrez

La evolución de las nuevas tecnologías es “imparable” e “irreversible”. Julio Linares, presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE nacional, visitó hace unas semanas la Isla de Tenerife para presentar el Plan Digital 2020 de la Confederación de Empresarios, y aseguró que las empresas deben digitalizarse para ser competitivas. Reconoció que en todo este proceso el empleo puede sufrir, pero aclaró que si se hace bien, puede suponer una oportunidad que después genere más puestos de trabajo.

-¿Están las empresas españolas, y canarias, preparadas para afrontar la digitalización?

“Depende mucho de los sectores. Hay empresas que no tienen ni plan y otras que sí lo poseen pero no lo ejecutan”.

-¿Qué mensaje lanza usted a aquellas empresas más reacias a afrontar esta inversión?

“Mire, la digitalización no es una moda; ha venido para quedarse y va a más. Además, no es una opción; es una necesidad. Toda empresa, sin excepción, debería tener un plan de digitalización. Después cada compañía puede digitalizarse en mayor o menor profundidad, o a mayor o menor ritmo, dependiendo de los retos y de las oportunidades de cada una. Por eso, lo más importante es tener un plan”.

-Pero para aquellas que necesitan adaptarse, porque hay otras que ya nacieron digitales.

“Claro. Cuando hablamos de digitalización está el colectivo de empresas digitales, que no necesita transformarse, pero que tendrán otros retos, como la internacionalización; y otro colectivo de empresas que sí tienen que recurrir a la transformación para seguir siendo competitivas. En este caso, es la empresa la que tiene que tener la iniciativa. Los gobiernos y las instituciones pueden ayudar y, de hecho, deben fomentar y estimular la digitalización, pero la responsabilidad final la tiene la empresa”

-¿Y en cuanto los ataques y la inseguridad?

“Bueno, tenga en cuenta que las nuevas tecnologías también están al alcance de los malos y, efectivamente, habrá que protegerse. En este sentido, hay dos grandes retos: la seguridad y la privacidad. Pero mire, esto es como todo en la vida, habrá quien las utilice bien y quien las use mal. Las nuevas tecnologías se han convertido muy rápido en una herramienta necesaria; en un bien básico del que la gente no puede prescindir. Y ahí se abre el debate sobre si se está haciendo un uso adecuado o exagerado de las redes sociales y si nos estamos convirtiendo en verdaderos adictos. Al final es un tema educacional y cultural”.

-Se dice que el delito del futuro es el ciberataque a empresas, e incluso a países, o el espionaje industrial.

“Es que hay una vulnerabilidad importante en este aspecto, por eso le digo la importancia de abordar temas como la seguridad y la privacidad”.

-¿Llegará un momento en el que todo, absolutamente todo, esté digitalizado? ¿Hasta el dinero?

“¿Y por qué no? No hay ninguna razón para que no desaparezca el dinero en metálico”.

-De hecho, las criptomonedas ya son una realidad.

“Usted lo ha dicho. No hay activos. Esto es ya una realidad”.

-¿La digitalización y la llegada de las nuevas tecnologías crean o destruyen empleo?

“Buena pregunta. Mire, la automatización está progresando en las empresas y ahora se ven sus efectos positivos y negativos en el empleo. Si se utilizan con el mero fin de ser más productivos, destruirán empleo, pero si se emplean para ser más competitivos crearán. La robótica están entrando en el mercado laboral con fuerza. Su amortización se consigue en un periodo de tiempo muy corto. Va teniendo una penetración progresiva a un ritmo tolerable, y esto da a la empresa la oportunidad de reindustrializarse y ser más competitiva. Es verdad que hay un lado inquietante: el impacto sobre el empleo, pero también hay que verlo como una oportunidad. Depende de cómo se haga”.

-¿Y qué hay de la administración pública? ¿También se está digitalizando?

“También. Pero en este punto hay que ser objetivos, porque el índice de digitalización de España está por encima de la media europea. Hay que reconocer que se ha avanzando mucho, aunque es cierto que aún queda mucho camino por recorrer. Un ejemplo es la agencia tributaria”.

-¿Y los ciudadanos?, porque si se digitalizan las empresas y la administración y los ciudadanos no, pues ya me dirá…

“Exacto. En este caso tenemos a aquellos que se han adaptado estupendamente, porque ya son casi nativos digitales; y otros que no están conectados. Cuando se analiza por qué no lo están, su respuesta no es tanto por las circunstancias económicas como porque no le ven utilidad. Y en este punto hay que hacer una campaña para mostrar las ventajas que ofrece”.