política

NC valora que Clavijo quiera ahora una ley para el alquiler vacacional

Román Rodríguez recuerda que su grupo siempre ha defendido dotar de mayor seguridad jurídica al sector y de garantizar la participación de todos en la elaboración de la norma

Fernando Clavijo y Román Rodríguez, en el Parlamento canario. FRAN PALLERO

El portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, valoró ayer que el jefe del Ejecutivo canario, Fernando Clavijo, se haya sumado al planteamiento defendido por los nacionalistas de izquierdas para regular por ley el alquiler vacacional. Román Rodríguez destacó así la respuesta dada por el jefe del Ejecutivo a una pregunta de NC en el pleno del Parlamento celebrado esta semana y relativa a la necesidad de regular por ley el alquiler vacacional.

El portavoz de la izquierda nacionalista celebró que Fernando Clavijo recogiera el guante lanzado por su grupo parlamentario: “Siempre hemos defendido la idoneidad de regular con una ley esta actividad porque ofrece una mayor seguridad jurídica además de garantizar la participación de todos los grupos parlamentarios”.

El diputado nacionalista se manifestó en similares términos al recordar que la admisión del recurso de casación, que “le costó mucho plantear” al Gobierno canario, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que anuló el Decreto 113/2015, es una noticia “esperanzadora porque ganamos tiempo y nos da la oportunidad a los representantes de los ciudadanos en el Parlamento para ordenar esta actividad y los problemas que genera a través de una norma”.

Por otro lado, los nacionalistas de izquierdas han logrado el apoyo de CC y PP para incluir, en el principio de acuerdo con el Gobierno estatal sobre los nuevos aspectos económicos del Régimen Económico y Fiscal (REF), que la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) quede al margen de la vivienda vacacional.

Esta propuesta prohíbe la materialización de la reserva para inversiones en la adquisición de elementos patrimoniales nuevos como inmuebles, edificios o viviendas destinados a vivienda vacacional. También deja la RIC al margen cuando se trata de la rehabilitación o reforma de los mismos elementos patrimoniales antes citados.

Román Rodríguez hizo hincapié en las potencialidades de la RIC para “favorecer actividades que deseamos promover y aquellas en las que presentamos un déficit”.