ECONOMÍA

Puntagorda contará con una paquete de inversión de 30 años si el TMT se instala en La Palma

El convenio firmado con el Consorcio Científico incluye becas, durante 60 años, para los estudiantes del IES de Puntagorda y la construcción de un Centro Turístico de Astronomía

Imagen panorámica de Puntagorda. | DA

Si el Telescopio de Treinta Metros (TMT) se construye finalmente en la cumbre que forma parte del territorio de Puntagorda, en el Llanos de Las Ánimas, el horizonte de futuro y las expectativas de desarrollo de esa localidad, de apenas 2.000 habitantes, cambiará diametralmente.

El pequeño municipio, con una economía basada fundamentalmente en la agricultura y con el turismo como recurso complementario a pequeña escala, pasaría a tener, en virtud de lo propuesto y firmado por el alcalde de la localidad, el socialista Vicente Rodríguez, con el doctor Baruch Thomas Soifer, representante del Observatorio Internacional del TMT, financiación para infraestructuras públicas y para la mejora de su oferta sociosantaria durante las próximas tres décadas.

Además de ganar esta ventajosa posición en el contexto insular, la llegada del TMT, que se despejará en el mes de abril de este mismo año tras un largo proceso, permitirá la construcción de un Centro Turístico de Observación Astronómica, instalación que sería de interés para el estudio de la astronomía y la observación por parte de universidades europeas.

Puntagorda espera con expectación y grandes esperanzas el desenlace judicial del proceso que el consorcio del TMT mantiene abierto con Hawái para determinar si, en el mes de abril, pueda ejecutarse el Telescopio de Treinta Metros, una puja jurídica con las tribus indígenas que rechazan su instalación en el observaotro de Mauna Kea, y que no puede ir más allá de esa fecha por la necesidad de ejecución del proyecto.

El alcalde, Vicente Rodríguez, tiene una perspectiva amplia de los posibles beneficios y asegura que “esta proyección no la ganaría solo Puntagorda como municipio, sino la isla de La Palma y toda la región. Si el TMT se instala aquí, nos colocaría dentro del marco de una oferta turística de astronomía consolidada, con los observatorios que se proyectan en Mendo, y el Centro de Visitantes de El Roque, lo que conformaría una estructura muy competitiva en una oferta turística diferenciada y de enorme calidad”.

El TMT supone una inversión millonaria en desarrollo tecnológico liderada por la Universidad de California y el Instituto Tecnológico de California (Caltech) de Estados Unidos (EEUU) en el que también participan los observatorios nacionales de China (NAOC) y Japón (NAOJ), así como otras instituciones científicas y técnicas de Canadá e India.

La decisión definitiva sobre la ubicación de este supertelescopio, cuya primera opción  sigue siendo el observatorio de Mauna Kea, en Hawái, se tomará en apenas dos meses. La instalación tiene un plazo de vida activo de 75 años y requeire de una cobertura administrativa que no suponga más retrasos o inconvenientes que pudieran condicionar el proceso de inicio, ejecución y operación de esta instalación. El propio ayuntamiento fue el impulsor del acuerdo firmado en septiembre del pasado año, y  que recoge explícitamente que “el TMT realizará acciones de mecenazgo para contribuir a la creación del contexto idóneo para consolidar a la Isla de La Palma, y especialmente al Observatorio del Roque de Los Muchachos, como un referente internacional en el campo de la astrofísica”.